Mailreay, la buena forma de hacer marketing

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Muchas personas suelen decir que antes la vida era mucho más simple. Si queríamos comprar libros, íbamos a una librería; si deseábamos escuchar nuestra música favorita, eran tan sencillo como comprar un cd y reproducirlo las veces que quisiéramos.

Las comunicaciones no eran tan complejas, tan solo teníamos que llamar por teléfono o enviar cartas para ponernos en contacto con nuestros seres queridos. Y es que el mundo del correo ha cambiado drásticamente. Ahora, las facturas, recibos y ofertas ya no nos llegan al buzón de casa, si no a nuestro correo electrónico, pudiendo tenerlo todo a mano en la comodidad de nuestra casa. 

Aunque a simple vista parezca más cómodo y fácil este modo de comunicarnos, con él también vienen ciertos riesgos que debemos tener en cuenta para así evitar posibles peligros, los cuales abundan en la red. Entre ellos encontramos el spam o el pishing, que a pesar del aspecto inofensivo de este último, puede suponer serios riesgos, tanto para nosotros como para nuestro dispositivo. 

¿Qué es el spam?

El spam, también conocido como correo no deseado, correo no solicitado o correo basura, son los mensajes que llegan a nuestros correos electrónicos que no hemos solicitado ni deseado. Estos suelen ser de un remitente desconocido, anónimo o falso. Estos correos tienen una finalidad comercial y/o publicitaria. 

Existen varios tipos de spam

Spam en el correo electrónico: Actualmente estos correos masivos suponen el mayor porcentaje de mensajes electrónicos enviados en la red. Suelen publicitar diversos productos, algunos de muy dudosa calidad. Los remitentes suelen ser falsos, por lo que responder estos mensajes es inútil. Por fortuna, existen los filtros automáticos de spam, los cuales se encargan de analizar todos los correos recibidos, en busca de palabras típicas en los correos no deseados, tales como "sex", "rolex" o "viagra". 

Spam publicitarios: Son aquellos comentarios en blogs o vídeos que nada tienen que ver con su contenido. Estos incluyen enlaces que llevan a sitios comerciales o anuncian ciertos productos. 

Spam en foros: También existe spam de mensajes en la mayoría de foros. Los autores, que a veces suelen ser cuentas falsas, publican mensajes masivos que llegan a molestar a los demás usuarios. Estos mensajes no solo tienen finalidad publicitaria, si no que pueden ser enviados para que hacer que su autor aumente de rango, nivel o prestigio dentro del foro. 

Spam en correo postal: Aunque parezca increíble, esta táctica comercial también ha llegado al correo de toda la vida. Y es que todos, alguna vez, habremos encontrado en nuestro buzón folletos y publicidades que no hemos solicitado. 

El pishing, el verdadero peligro de las redes

A pesar de que el spam puede llegar a ser muy molesto, no es nada comparado con el peligro que supone el pishing. Mientras que el spam son técnicas masivas de publicidad, el pishing son los correos que nos llegan con la intención de robar nuestra información personal, como cuentas bancarias o números de tarjetas de crédito. 

Por ese motivo, hay que ir con cuidado a la hora de revisar nuestra bandeja de correo no deseado, ya que algunos de esos mensajes pueden suponer un verdadero problema. 

El spam "consentido" puede llegar a ser una muy buena forma de marketing

Al igual que existe el spam, que son los mensajes masivos que los destinatarios no han solicitado, también existen los que sí que son deseados. 

Muchas empresas o negocios tienen en sus webs formularios que el interesado puede rellenar para recibir información sobre el producto que estas ofrecen. O simplemente que estos desean recibir estos mensajes publicitarios y dan su expresa autorización para ello. 

Por este motivo, empresas como Mailrelay ofrecen a sus clientes la posibilidad de enviar mensajes masivos publicitarios, todos con permiso previo de sus destinatarios. Al estar autorizados, es muy difícil que dichos mensajes sean marcados como spam y acaben en la bandeja de correo no deseado. 

Sin duda, esta es una muy buena forma de hacer marketing y, además, de ahorrar tiempo.

Autor: Andrés Lorenzo

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.