Mediterráneo Digital | Finanzas

Prepara la calefacción de tu casa para este invierno

fuego fire

Si queremos que la calefacción funcione de cara al invierno no se nos debe olvidar darle un mantenimiento preventivo a lo largo del año. Es importante revisarla cada cierto tiempo y hacer una limpieza antes de encender la calefacción.

En el caso de que la caldera de gas ya haya dado algún problema en el pasado, si ha necesitado alguna importante reparación, o si tiene una antigüedad mayor a 12 años, quizá deberías valorar la posibilidad de sustituirla por una caldera de condensación. Son aparatos que rinden más y emiten menos contaminantes a la atmósfera (son ecológicas).

Si resides en Madrid y tienes que sustituir la caldera de tu casa te recomendamos que consultes la web www.calderabarata.es, en la que vas a encontrar precios muy competitivos, así como profesionales cualificados y experimentados.

Cómo mantener la calefacción de tu casa durante los meses en los que no la vas a usar

Las calderas de gas son equipos muy seguros, pero deben realizarse las operaciones de mantenimiento y reparación para que todo funcione perfectamente y se alcancen los mejores rendimientos.

Por poner un ejemplo muy gráfico: todos los que tenemos coche nos preocupamos de que la presión de los neumáticos sea la correcta, si el dibujo está gastado las reponemos, miramos el aceite y el anticongelante, y si el nivel está bajo lo reponemos; ante averías o funcionamientos anómalos lo llevamos al taller para repararlo, y si tiene más de 10 años empezamos a valorar comprar un coche nuevo.

Pues la caldera es una máquina que en invierno tiene un gran desgaste, y debemos prestarle la misma atención que a nuestro coche, ya que es la encargada de proporcionar confort en nuestro hogar durante todo el invierno con la calefacción y el agua caliente.

Comprobación de caldera e instalación

Para evitar posibles averías, o que se agraven las ya existentes, es conveniente hacer una revisión completa de la caldera y la instalación por lo menos una vez al año.

Tienes que revisar la conexión de la toma eléctrica, el conducto de gas, así como las tomas de entrada y salida del agua.

Ante cualquier anomalía, confía en expertos para que se encarguen de hacer la reparación correspondiente.

Comprueba la presión

Los expertos recomiendan mantener una presión la caldera y radiadores comprendida entre los 1,2 y los 1,5 bares como máximo en frío. Las calderas actuales (tanto las que son analógicas, como las digitales), cuentan con un indicador de presión que nos dará la cifra exacta.

Debes comprobar que la caldera tiene una presión adecuada… si no fuese así, utiliza la llave de llenado para corregir el valor.

Purga de radiadores

Para que los radiadores calienten bien será necesario hacer un purgado de los mismos con una frecuencia de, como mínimo, una vez al año. Purgar los radiadores no es otra cosa que eliminar el aire que se acumula en el circuito de calefacción, de manera que el agua caliente se pueda distribuir de forma adecuada y llene los radiadores, evitando que puedan estar más fríos por la parte de arriba, y que no consigan el rendimiento que esperamos de ellos.

El proceso para purgarlos es el siguiente:

-Usa un destornillador y un recipiente para evacuar el agua.
-Gira poco a poco el purgador para que se abra.
-Vuelve a cerrar cuando ya no se escuche el silbido del aire y empiecen a caer gotas de agua.

Temperatura de confort

Saber establecer una temperatura de confort es clave a la hora de conseguir la mejor temperatura en el hogar. La temperatura debería mantenerse en torno a los 18ºC cuando no estamos en casa, y no superar los 22ºC a la vuelta.

Hay estudios que demuestran que si nos salimos de estos parámetros habrá un mayor esfuerzo energético = mayor gasto. Por cada grado que subimos la temperatura ambiente en el termostato el consumo de gas se incrementa exponencialmente.

Estos 4 consejos te permiten mantener en buen estado el aparato de calefacción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.