pedro sanchez preocupado

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La pandemia y el confinamiento han llevado al mercado laboral español a registrar una destrucción de empleo sin precedentes. Casi 1,1 millón de personas dejaron de tener trabjo en el segundo trimestre del año. El paro, que no incluye a los más de 3 millones de personas que estuvieron afectadas por ERTE en abril, supera el 15%.

El golpe propinado por la pandemia de coronavirus y las medidas de confinamiento decretadas para frenarla sobre el mercado laboral que ha no tiene precedentes. Ni siquiera en la gran crisis de 2008 se produjo un periodo de destrucción de empleo tan intenso. En el segundo trimestre del año la destrucción de empleo afectó a 1.074.000 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos incluyen numerosas salvedades ya que, por ejemplo, no incluyen a los más de tres millones de afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se registraron el pasado mes de abril, que debido a que mantienen su empleo en suspenso se consideran ocupados a efectos estadísticos.

La Comisión Europea nos manda al infierno: el PIB de España se hunde un 10,9%

Los registros de actividad laboral llevados a cabo por el INE reflejan uno de los trimestres más anómalos de su historia. La tasa de paro ha vuelto a superar el 15% con un aumento de 55.000 personas, un dato que no refleja ni someramente el impacto de la crisis y que se explica, por un lado, por el efecto de los ERTE y, por otro, por el hecho de que más de un millón de personas (1.062.800) han abandonado directamente el mercado de trabajo respecto al trimestre anterior. "No todos los que perdieron su empleo en este periodo pasaron a clasificarse como parados, pues una parte considerable pasaron a considerarse inactivos", explica el INE.

paro 2t 2020

Además, el organismo señala que el bloqueo de la movilidad por motivos de fuerza mayor llevó a que 1.628.500 personas tampoco pudieran buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar. "Con ello no han cumplido todas las condiciones que la definición OIT exige para ser clasificado como parado", explica el INE. Esta cifra supone un incremento de 843.000 personas respecto del trimestre anterior.

Por territorios, las mayores cifras de destrucción de empleo se han producido en Andalucía, (226.800), Cataluña (-203.600) y Comunidad Valenciana (-140.600).

En cuanto al reparto en el impacto laboral de la crisis causada por el coronavirus, el sector privado ha sido el que lo ha absorbido prácticamente en su totalidad. Sólo en el trimestre el sector público ha destruido 22.000 empleos mientras que en el privado han desaparecido 1.052.000. Si la comparación se lleva al mismo trimestre de 2019, el empleo se ha incrementado en 31.500 personas en el sector público y ha bajado en 1.229.100 en el privado. Una sangría económica y un desastre sin precedentes.

El FMI pronostica que España sufrirá la peor crisis en 100 años: caída del 8% del PIB y 21% de paro


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.