Mediterráneo Digital | Finanzas

El paro sube en 49.000 personas, el peor dato de empleo desde 2013

cola parados

El paro subió en 49.900 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 1,5% más que en el trimestre anterior, hasta situarse el total de desempleados en 3.354.200 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro se incrementó dos décimas en el primer trimestre, hasta el 14,70%, mientras que la tasa de actividad bajó dos décimas, hasta el 58,35%, tras reducirse el número de activos en 43.500 personas entre enero y marzo (-0,2%).

La subida del desempleo registrada en el primer trimestre es la más elevada para este periodo desde el año 2013, cuando el desempleo subió en más de 257.200 personas.

En los primeros trimestres de 2016, 2017 y 2018 se registraron incrementos del desempleo de 11.900, 17.200 y 29.400 personas, respectivamente, mientras que en 2014 y 2015 hubo descensos de 2.300 y 13.100 parados. 

El Ministerio de Economía y Empresa ha destacado en un comunicado que los datos de la EPA del primer trimestre reflejan la estacionalidad del mercado laboral español y el efecto calendario, ya que la Semana Santa se ha celebrado este año en abril y el año pasado tuvo lugar en marzo. Así, Economía ha subrayado que, en términos desestacionalizados, el paro bajó un 2,9% en el primer trimestre.

Entre enero y marzo de este año se destruyeron 93.400 empleos, un 0,5% respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 19.471.100 personas. Este recorte de puestos de trabajo es inferior al experimentado en el primer trimestre de 2018, cuando desaparecieron más de 124.000 empleos, pero supera los registros de 2016 y 2017.

En términos desestacionalizados, la ocupación aumentó un 0,7% entre enero y marzo respecto al trimestre anterior.

En el último año el paro se ha reducido en 441.900 personas (-11,6%) y se han creado 596.900 empleos (+3,1%), "la cifra más elevada en 12 años", según el Departamento que dirige Nadia Calviño.

La destrucción de empleo registrada en los tres primeros meses del año se concentró en el sector privado, que perdió 96.100 empleos (-0,6%), ya que el sector público generó 2.600 puestos de trabajo, un 0,08% más respecto al trimestre anterior.

En el último año se han creado 489.100 empleos en el sector privado (+3,1%) y 107.900 en el público (+3,4%).

En el primer trimestre se destruyeron 116.400 puestos de trabajo ocupados por españoles (-0,6%) y se crearon 23.000 empleos que fueron ocupados por extranjeros (+1%). 

Por su parte, el número de activos se redujo en 43.500 personas hasta marzo, un 0,2% respecto al trimestre anterior, con lo que la población activa en España quedó constituida por 22.825.400 personas, de las que 19,47 millones estaban ocupadas y 3,35 millones en paro.

En el último año, el volumen de activos ha aumentado en 155.100 personas (+0,7%), situándose la tasa de actividad en el 58,35%, dos décimas menos que en el último trimestre de 2018.

El paro masculino baja y sube el femenino

La subida del paro en el primer trimestre de concentró en las mujeres. En concreto, el desempleo femenino se incrementó en 53.600 mujeres (+3,1%), frente a un descenso del paro masculino de 3.700 varones (-0,2%). Con estos datos, la tasa de paro femenina aumentó casi medio punto, hasta el 16,74%, mientras que la masculina se mantuvo en el 12,9%.

Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles aumentó en el primer trimestre en 40.700 personas (+1,5%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo subieron en 9.200 (+1,5%). La tasa de paro de los españoles se situó así en el 13,79%, dos décima más que en el trimestre anterior, mientras que la de los extranjeros aumentó casi una décima, hasta el 20,8%.

Al contrario de lo ocurrido con el desempleo, la destrucción de empleo registrada en el primer trimestre fue menor entre las mujeres. Así, mientras que los hombres perdieron 54.000 puestos de trabajo entre enero y marzo (-0,5%), la ocupación femenina se redujo en 39.400 mujeres (-0,4%).

Por su parte, la caída de la actividad sólo se dejó sentir entre los hombres. Al finalizar marzo, había 57.600 varones menos que en el trimestre anterior en disposición de trabajar (-0,5%), con lo que la tasa de actividad masculina se situó en el 63,99%, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior. Entre las mujeres, la actividad aumentó en 14.200 personas en los tres primeros meses, un 0,1%, hasta situarse su tasa en el 53%, ligeramente por debajo de la del trimestre anterior.

[El paro se dispara: los peores datos de empleo desde 2013]

Servicios: más paro y menos empleno

Por sectores, el desempleo sólo bajó entre los parados de larga duración (más de un año en el paro) y en el colectivo de quienes buscan su primer empleo. En concreto, el paro de larga duración se redujo en 22.800 personas respecto al trimestre anterior (-1,7%), en tanto que los que buscan su primer empleo recortaron su número de parados en 8.800 personas (-2,6%).

En sentido contrario, donde más subió el paro en valores absolutos fue en los servicios, con 69.800 parados más que en el trimestre anterior (+6%), seguido de la industria, con 8.600 parados más (+5%); de la construcción, que sumó 2.500 desempleados (+1,9%), y de la agricultura, con 600 parados más (+0,3%).

Por su parte, la destrucción de empleo en el primer trimestre sólo afectó al sector servicios, que perdió 109.200 puestos de trabajo hasta marzo (-0,7%). Por el contrario, la agricultura generó 14.100 empleos en el trimestre (+1,7%); la construcción creó 1.400 puestos de trabajo (+0,1%), y la industria dio empleo a 200 personas más.

[La caída del paro se frena y registra el peor dato desde 2014]

Se destruye solo el empleo temporal

En el primer trimestre, el número de asalariados bajó en 95.800 personas (-0,6%). Todo el empleo destruido en el primer trimestre fue temporal, ya que el número de ocupados indefinidos se incrementó en 89.900 personas respecto al trimestre anterior (+0,7%), en tanto que el empleo temporal retrocedió en 185.800 personas (-4,2%). La tasa de temporalidad retrocedió casi un punto, hasta el 25,88%.

En el último año los asalariados fijos han aumentado en 455.100 (+3,9%) y los temporales en 110.400 (+2,7%). De este modo, los asalariados con contrato temporal se situaron en 4.233.700 al cierre de marzo, mientras que los trabajadores con contrato indefinido sumaron 12.124.000, "cifra récord en toda la serie histórica", según Economía.

Todo el empleo destruido en el primer trimestre fue a tiempo completo (-99.400), un 0,6% menos, frente a la creación de 6.000 empleos a tiempo parcial (+0,2%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia aumentaron hasta marzo en 1.600 personas (+0,05%), lo que situó el número total de autónomos en 3.106.200 personas.

[Hacienda somos todos pero, ¿con qué partido pagaré menos impuestos?]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.