Mediterráneo Digital | Finanzas

Consejos para estrechar lazos con los trabajadores y clientes de tu empresa

lote-vinos

Son muchas las claves que aumentan las probabilidades de éxito de una empresa, aunque los psicólogos destacan sobretodo la de las relaciones que la misma mantiene no solo con sus respectivos empleados, sino también con todos y cada uno de los clientes que acuden a ella. Sin que exista un buen vínculo entre todas las partes un negocio no es capaz de prosperar y pasa a estancarse obteniendo muchos menos beneficios de los que generaría en caso de que el trato recíproco fuera exquisito en todos los sentidos. Es por ello que toda empresa que desee mejorar requiere la realización de un paso previo que consiste en estrechar lazos con las diversas personas que guardan relación con el negocio en cuestión. Si es el caso de tu compañía es recomendable poner en práctica los consejos que leerás a continuación.

En primer lugar es fundamental centrarse en los empleados, puesto que si los mismos no están a gusto en su puesto de trabajo es probable que no brinden un óptimo servicio a los clientes. Para que la relación con todos los individuos que realizan labores en tu negocio sea más que positiva puedes optar por premiarles de vez en cuando con regalos de empresa que recibirán entusiasmados. Independientemente de si entregas los presentes en la época navideña o en el momento en que un empleado cumple con un difícil cometido lograrás que se sienta valorado sea cual sea el producto adquirido: cesta con productos gourmet, estuche que contiene vinos de calidad, etcétera.

La inversión llevada a cabo al comprar este tipo de artículos no es la única que consigue aumentar si cabe la fidelidad hacia la compañía que los trabajadores demuestran. Aquella que consiste en disfrutar de una cena de empresa también da pie a estrechar lazos entre directivos y empleados, haciendo que éstos últimos sientan que forman parte de una gran familia laboral. Algunos negocios se limitan a efectuar dicha actividad solamente una vez al año, generalmente en el mes de diciembre, pero muchos psicólogos coinciden en afirmar que incrementar la frecuencia con la que se celebra tal evento supone una inyección de bienestar que afecta positivamente a todos los miembros que conforman la plantilla.

En función tanto de la edad media como del ambiente que se da en la oficina o en cualquier otro emplazamiento laboral es aconsejable optar por otras actividades adicionales que estimulen el compañerismo y la competitividad. Dos buenos ejemplos son las sesiones de karting y paintball mediante las cuales no solo se hace patente una gran dosis de diversión en cada trabajador, sino que también tiene lugar una considerable liberación del estrés que inevitablemente se genera en prácticamente todos los empleos que existen a día de hoy.

Después de haber mejorado las relaciones que la compañía mantiene con los profesionales que operan en ella es el momento de pasar a la acción enriqueciendo en la medida de lo posible el trato que recibe cada cliente que hace acto de presencia en el negocio. Para tal fin son ideales los detalles de empresa con los que cualquier individuo abandona las instalaciones luciendo una sonrisa de oreja a oreja. Y es que a todo ser humano le gusta recibir algo por el mero hecho de solicitar un presupuesto o mantener otro tipo de vínculo con un negocio, sobretodo si se trata de un buen detalle como un mini-baúl con una pastilla de jabón que gusta principalmente a las clientas o un pack de patés de calidad para los usuarios que son amantes de la comida y desean degustar productos de su agrado.

Otra buena manera de estrechar lazos se resume en brindar una atención al cliente que vaya más allá de ser rápida y eficaz proporcionando un trato de carácter personal. La cercanía provoca un sentimiento de simpatía que es trasladado directamente a otros potenciales consumidores que tarde o temprano acaban acudiendo a la empresa en cuestión, aumentando así los beneficios económicos y la reputación de la misma. Es por ello que conviene cuidar al máximo la relación mantenida tanto con los trabajadores como con los clientes si deseas que la compañía triunfe también en el área social que en ocasiones es injustamente menospreciada.

Es innegable que algunos de los consejos proporcionados con el objetivo de que los lazos personales sean lo más fuertes posible exigen un cierto desembolso económico, pero los expertos en economía empresarial indican que la métrica ROI conocida como retorno de la inversión se palpa favorablemente de forma inmediata. Ello es fruto de la mejoría en lo que hace referencia al rendimiento laboral de los trabajadores, amén de la simpatía que la compañía pasa a despertarles a todos los clientes que valoran muy positivamente el trato cercano recibido. Así pues, la fidelidad por su parte se ve incrementada al mismo tiempo en que lo hace la cifra de clientes plenamente satisfechos con tu negocio.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.