Nuevo proyecto normativo tributario en España

Mediterráneo Digital | Finanzas

Nuevo proyecto normativo tributario en España

impuesto google

De acuerdo al Consejo de Ministro, con el fin de combatir el fraude fiscal, se ha abierto la posibilidad de crear una nueva tasa tributaria. Hasta los momentos se espera el visto bueno por parte del Gobierno para hacer vigente de los nuevos impuestos que se dan a conocer como Tasa Google y Tasa Tobin.

Nuevos tributos cambian el futuro de las empresas

Aunque todavía faltan unos meses para que tales tributos comiencen a funcionar, Ya se han comenzado los preparativos para esta nueva norma. Hay que tener en cuenta que la ley tendrá que pasar por tiempos de tramitación en las cámaras y un periodo de espera entre la publicación y la vigencia.

Tales medidas tributarias se comprometen a sanear cuentas así como a reducir el déficit público. Aunque fue el Ministro Popular anterior, Cristóbal Montoro el que en primera instancia quiso sacar a la luz esta nueva ley, no fue hasta hace poco que se abrió la posibilidad de que entrara en vigor. Aun así, se ha retrasado debido a la inestabilidad política que se ha vivido en los últimos meses.

La Ministra de Hacienda, María Jesús Montero ya aseguró que estos dos nuevos tributos están más que listos para ser aprobados por el congreso. De hecho, afirmó que por los pasillos del Congreso ya han comenzado los comentarios sobre que la fase de audiencia pública ya se ha completado. Por tanto, el procedimiento está casi listo.

Además del impuesto por transacciones financieras y el impuesto de sociedades, se espera que la tasa Google aporte más ingresos a las arcas públicas. Según estimaciones de parte del Gobierno, esta aportaría hasta 1.200 millones de euros a las arcas públicas. No obstante, estas previsiones han sido desinfladas por el Banco de España y el Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal).

Aprobación del impuesto por servicios digitales

Actualmente, se han mantenido conversaciones en la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica sobre la creación de un impuesto internacional. El impuesto sobre determinados servicios digitales, mejor conocido como Tasa Google ya se encuentra en una etapa avanzada, y así se dio a conocer pese a las presiones por parte de los Estados Unidos.

Cabe recordar que el la nación norteamericana amenazó con crear aranceles a países que adoptarán una posición unilateral en vez de apegarse a las negociaciones del organismo que se ubica hoy en Paris. De hecho, con tales presiones, Francia desistió de sacar a la luz un impuesto que de hecho ya había sido aprobado.

Ahora bien, este gravamen que ha sido diseñado por España, supone un impositivo del 3% aplicable a empresas digitales que tengan una facturación mundial superior a 750 millones de euros. Otra condición es que los ingresos dentro de España superen los tres millones de euros. Entonces, este tributo no es aplicativo a todas las empresas del país.

Es así como el impuesto recae en empresas de acuerdo a tres hechos imponibles:

• Publicidad dirigida a una población en interfaz digital, es decir, páginas web, redes sociales, plataformas tecnológicas software.
• Plataformas que permiten a los usuarios conectar con otros para hacer comercios, por ejemplo, Amazon.
• Venta o cesión de datos que se recopilan mediante una plataforma o web.

Asimismo, se ha vuelto cuestión de debate el impuesto o tasa Tobin desde el año 2013. Bélgica, Francia e Italia son algunos de los países que tienen una figura tributaria similar. Mientras tanto, hay otro grupo de naciones que pertenecen a la Unión Europea que ya han creado un proyecto de ley parecido con el fin de que no exista la competencia fiscal entre países.

El Airef habla de los nuevos tributos

Según el Airef, estos impuestos no llegarían a las estimaciones que Hacienda había establecido. Aunado a eso, afirmó que la entrada en vigor de tales tributos se tardaría unos meses, por cuanto, solo alcanzarían a llegar a 350 millones entre los dos, al contrario de lo que había estimado el Ejecutivo cuando estableció la cantidad en 2.050 millones.

A pesar de ello, el Gobierno sigue con la iniciativa y espera que el proyecto de ley tenga luz verde para combatir el fraude fiscal. De hecho, estos dos forman parte de una serie de medidas aplicables a empresas y profesionales. Por cuanto, no afecta a todos los contribuyentes.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.