Mediterráneo Digital | Finanzas

Munich desmiente al PDeCAT y anuncia que tomará medidas por vincular la marca con el reférendum

pdcat-mataro-munich

Con el PDeCAT de Mataró empezó todo. En su cuenta oficial de Twitter, desde la delegación del partido de MasPuigdemont escribieron: "¡Bien, @munichsport! Gracias por vuestro compromiso. Empresarios por el Sí. #CNPDeCAT Hagamos correr el Sí! #Referèndum #1O #SíAlMejorPaís".

Junto al mensaje aparecía una imagen de unas zapatillas Munich con diseño azul, un gran '' bordado y un asterisco sobre la 'i' haciendo referencia al logo del PDeCAT. Además, según 'La Vanguardia' las zapatillas se pondrían a la venta en la web del partido y en sus sedes físicas. Si la fotografía no era ya lo suficientemente explícita, le pusieron el eslógan 'Fem córrer el SÍ!' 'Hagamos correr el Sí'. Por si quedaban dudas.

Y como era de esperar, se desató la indignación general en las redes sociales. Twitter reaccionó contra la marca de zapatillas, con sede en Capellades y promovió el hashtag #BoicotMunich. Una tendencia que rápidamente se hizo viral.

En los últimos años, la firma ha logrado un lugar de privilegio en el ámbito de la moda, creciendo en el mercado interior e internacional, convirtiendo el símbolo de la X, adorno característico, en su signo de identidad.

Munich está presente en más de 300 puntos de venta en toda España y cuenta con establecimientos propios en Barcelona, La Roca del Vallés, Capellades, Valencia, Zaragoza y Madrid.

La marca Munich saca unas zapatillas deportivas a favor de la independencia https://t.co/JVHFCiAsRX #BoicotMunich pic.twitter.com/9WWREZuDJR

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 11 de septiembre de 2017

Ante la tormenta mediática, la marca tuvo que salir al paso y publicar un comunicado oficial en plena Diada.

"Las declaraciones hechas por las diferentes sedes del PDeCat a través de las redes sociales son falsas y publicadas sin consentimiento por parte de ningún representante de la empresa."

Además, explican cómo se produjo el diseño de estas zapatillas. "La marca de calzado recibió el pasado mes de mayo un encargo de customización de calzado con unas determinadas especificaciones de diseño por parte del grupo político PDeCat. En este se hizo el correspondiente recibo y pago de señal, procedimiento que se lleva a cabo con todos los clientes de la marca. En ningún caso, MUNICH se posicionó ni ha dado su consentimiento para que el grupo político hable en su nombre.

Se están tomando medidas al respecto, tanto en las comunicaciones con información falsa e ilícita como en la producción de este calzado."

Munich quiso zanjar su nota de prensa dejando claro que "no caben en nuestro ideario los límites o fronteras".

Los separatistas, que ya habían contraatacado en las redes sociales convirtiendo a Munich en su nueva marca de referencia, alabando su compromiso en la defensa por el referéndum y la independencia de Cataluña, se han quedado con un palmo de narices. La pela es la pela. Su gozo, en un pozo.

El PDeCAT de Mataró fue el que comenzó todo. En su cuenta de Twitter comentaron lo siguiente: “"¡Bien, @munichsport! Gracias por vuestro compromiso. Empresarios por el Sí. #CNPDeCAT Hagamos correr el Sí! #Referèndum #1O #SíAlMejorPaís".

Junto al mensaje aparecía una imagen de unas zapatillas Munich con diseño azul un gran ‘SÍ’ bordado y un asterisco sobre la ‘i’ haciendo referencia al logo del PDeCAT. Además, según ‘La Vanguardia’ las zapatillas se venderán en la web del partido y en sus sedes físicas.

Twitter reaccionó contra la marca de zapatillas con sede en Capellades y promovió el hashtag #BoicotMunich.

En los últimos años, la firma ha logrado un lugar de privilegio en el ámbito de la moda, creciendo en el mercado interior e internacional, convirtiendo el símbolo de la X, adorno característico, en su signo de identidad.

Munich está presente en más de 300 puntos de venta en toda España y cuenta con establecimientos propios en Barcelona, La Roca del Vallés, Capellades, Valencia, Zaragoza y Madrid.

Ante la tormenta mediática, la marca no ha dudado en sacar un comunicado en sus redes sociales. En él han asegurado lo siguiente: “Las declaraciones hechas por las diferentes sedes del PDeCat a través de las redes sociales son falsas y publicadas sin consentimiento por parte de ningún representante de la empresa.”

Además, explican en el comunicado cómo se produjo el diseño de estas zapatillas. “La marca de calzado recibió el pasado mes de mayo un encargo de customización de calzado con unas determinadas especificaciones de diseño por parte del grupo político PDeCat. En este se hizo el correspondiente recibo y pago de señal, procedimiento que se lleva a cabo con todos los clientes de la marca. En ningún caso, MUNICH se posicionó ni ha dado su consentimiento para que el grupo político hable en su nombre.

Se están tomando medidas al respecto, tanto en las comunicaciones con información falsa e ilícita como en la producción de este calzado.”

La marca quiso terminar el comunicado asegurando que “no caben en nuestro ideario los límites o fronteras”.

 

MUNICH SPORTS – Comunicado de Empresa / Comunicat d'Empresa >> https://t.co/g1lOIJome9

— MunichSports.com (@munichsports) 11 de septiembre de 2017

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.