La sangría catalana: 1.300 empresas menos, 61.000 millones de pérdidas y caída del 4% PIB
Última actualizaciónDom, 26 Ene 2020 1pm

Mediterráneo Digital | Finanzas

La sangría catalana: 1.300 empresas menos, 61.000 millones de pérdidas y caída del 4% PIB

estelada-bcn

1.200 empresas han abandonado Cataluña después del referéndum del 1 de octubre. Un dato gravísimo y muy preocupante, teniendo en cuenta que en lo que va de año 1.330 compañías se han marchado ya de la región. Por tanto, 2017 está siendo el peor año para la economía catalana desde el comienzo de la crisis

En 2008 abandonaron Cataluña 816 empresas, en 2009 lo hicieron 957, en 2010 793, en 2011 se marcharon 718, al año siguiente dejaron el territorio catalán 854 empresas, en 2013 se fueron 809, en 2014 940 compañías también hicieron las maletas, en 2015 739, en 2016 802 y en 2017 1330 y aún no ha acabado el año. Un desastre económico brutal y sin precedentes.

En solo 15 días han salido más empresas de Cataluña que en los peores años de la crisis. De hecho, el vicepresidente de la CEOE, y presidente de Foment del Treball, la patronal de empresarios más antigua de España, Gay de Montellá aseguró en Antena 3 que la economía catalana no se recuperará del daño causado, como mínimo, hasta dentro de cinco años, y que se había destruido "el trabajo de dos generaciones".

El PIB catalán se contrae un 3,5%

Sociedad Civil Catalana ha publicado un índice alertando de los riesgos que supone el nacionalismo para la economía catalana. Estiman que el PIB catalán ha dejado de crecer un 3,5% por culpa del separatismo. La organización hace un estudio en el que se elabora cómo debería ser el crecimiento del Producto Interior Bruto catalán comparándolo con el resto de España. Pues el 'procés' ha ralentizado el crecimiento económico en la comunidad autónoma un 3,5%.

El independentismo hace más rico... a Madrid

Otra comparativa que se está haciendo estos días es el crecimiento de Madrid con respecto a la decadencia catalana. La capital de España aventaja en 8,4 puntos de PIB a Cataluña.

El PIB real de Cataluña en 1980 era superior al de la Comunidad de Madrid en 20.545 millones de euros. Desde entonces, esa fuerte ventaja de la región mediterránea se ha ido esfumando de manera paulatina. De hecho, entre los años 2011 y 2012 la capital dio la vuelta hasta situación y desde entonces ha comenzado a aumentar las distancias con Cataluña.

Cataluña se desangra: se van 268 empresas al día

El 'procés' hace perder 3.300 millones a España

Según el informe de AIReF: toda la economía española se vería afectada por un teórico "shock idiosincrático" de la actividad catalana. Y no sería un impacto menor: "Cada 1pp de caída de la actividad económica en Cataluña detraería 0,2 pp adicionales al crecimiento en el conjunto de España. Una caída del empleo en Cataluña del 1% supondría una disminución del 0,17% para el resto de España (efectos desbordamiento negativos) y del 0,21% en el empleo agregado".

Pero no solo eso, hablando en términos más reales, según las estimaciones que el Gobierno ha remitido a BruselasEspaña perderá 3.300 millones en 2018 a causa del 'procés' y se crearán 75.000 puestos de trabajo menos.

'OK Diario' informó de que Cataluña perdería 61.000 millones de euros de su PIB debido a la fuga de empresas masiva que se están viviendo. Esa cifra responde al volumen de negocio de las empresas que ya se han marchado del territorio catalán.

Pero no solo las empresas se están desangrando en Cataluña. El otro gran pilar de la economía nacional: el turismo. La llegada de turistas a la región ha caído un 15%, lo que supone 1.200 millones de euros de pérdidas por parte de la Generalitat. De hecho, el IMSERSO, que suele realizar múltiples viajes durante el año ha dejado de elegir Cataluña. Las reservas de la tercera edad en la comunidad autónoma han caído ya por encima de un 50%.

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.