Mediterráneo Digital | Finanzas

Día despide a 2.100 empleados tras la caída en ventas de los supermercados

maxi ahorro dia

La cadena de supermercados Dia cerró en 2018 su peor año, con unas pérdidas de 352 millones de euros, frente a los beneficios de 109 del año anterior, y con un patrimonio neto negativo de 166 millones. Es decir: está en situación de quiebra técnica. Las ventas, además, cayeron un 11,3%, hasta los 7.288,8 millones, frente a los 8.217,6 del año pasado (en su día informó de 8.620,6 millones). Tras estos resultados, la cadena ha anunciado que despedirá a 2.100 empleados. Actualmente cuenta con cerca de 42.000 empleados directos entre España, Portugal, Argentina y Brasil, a los que se suman otros miles contratados a través de franquicias.

La cadena de supermercados está inmersa en una grave crisis financiera y de negocio. El actual consejo de administración, capitaneado por Borja de la Cierva, y el máximo accionista, el fondo Letterone del magnate ruso Mijaíl Fridman (que ha lanzado una opa) se disputan el control de la empresa y pretenden reflotarla con sendos planes, que incluyen ampliaciones de capital por 600 y 500 millones, respectivamente.

Fuerte caída de las ventas

Como la propia cadena anticipó en octubre, los resultados económicos de 2018 son muy malos, probablemente peores de lo que se vislumbraba cuando entonces lanzó un profit warning (revisión a la baja de las perspectivas) que recortaba drásticamente sus previsiones. Era octubre de 2018, la acción se hundió en Bolsa y ya se intuyó entonces que la cadena entraría en pérdidas. Pero no se sabía el montante. Este ha sido finalmente de 352,6 millones de euros, un abismo frente a los 109 millones que dijo haber ganado en 2017 (en las cuentas de este año reexpresa esa cifra y la deja en 101,1 millones).

Dia también registra una importante caída de las ventas, hasta 7.288,8 millones, un 11,3% menos que hace un año. Entre la bajada de ingresos, las pérdidas y las provisiones que ha tenido que hacer por deterioro de activos, como avisó en octubre, su patrimonio neto se queda es ahora mismo negativo, en 166 millones, lo que sitúa la empresa en situación de quiebra técnica y necesitada de una inyección de dinero para dar la vuelta a esa cifra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.