Diferentes tipos de estrategias de trading con las que puedes probar

¡Síguenos en Telegram!

El trading se basa más que nada en la estrategia, de modo que, dependiendo del tipo de operación que realices tendrá un fuerte impacto en los resultados de la misma. Si quieres obtener buenos resultados, la mejor forma de hacerlo es saber cuando aplicar una u otra estrategia y reinvertir lo que ganes sin agregarle fondos extra.

Es por ello que en este artículo te traemos algunas de las estrategias de trading más importantes. Ten en cuenta que el resultado no dependerá exclusivamente de la estrategia que elijas usar, sino del momento en el que la utilices y cómo lo hagas.

Estrategias más importantes en Trading

Una de las estrategias más importantes es el Swing Trading, un tipo de operaciones basadas en la tendencia que busca aprovechar las alzas en corto, mediano o largo plazo. La idea principal es comprar el valor mínimo y vender en el valor máximo. Se trata del principal modelo de trading para principiantes, debido a que es mucho más fácil de realizar y su objetivo es sumamente claro.

Otras estrategias del tipo tendencial son el breakout y el cruce de medias móviles, pero son más difíciles de seguir y requieren de una mayor habilidad técnica, la primera busca aprovechar las rupturas, es decir, cuando el mercado se mueve más allá de sus niveles de consolidación, buscando posicionarse en nuevos máximos o mínimos y la segunda, aprovecha las medias móviles, que son técnicas estadísticas que permiten conocer más o menos el precio real de una acción en un período de tiempo. Se utiliza un período de 25 días y uno de 200 para largo plazo. Para hacerlo más corto, los cruces nos indicarán cuales han sido los precios reales máximos y mínimos de un instrumento, y nos darán una pista mucho más certera de cuándo vender/comprar.

Estrategias según el tiempo

Según el tiempo en el que realices las aperturas y cierres de posición, también tienes distintas estrategias, siendo la más corta de todas el Scalping, en la cual abres y cierras posiciones en menos de un minuto, se trata de una estrategia arriesgada, y que exige que tengas muy en cuenta el timing, ya que no siempre podrás replicar resultados. Funciona especialmente bien durante períodos de baja volatilidad, cuando las tendencias sean lo más estables posibles, cosa que suele no ser muy evidente si eres novato.

El trading intradía es, como lo dice el nombre, una posición que abres y cierras el mismo día, puedes abrirla en la mañana, al inicio de la jornada bursátil y cerrarla en la tarde. Esta requiere de un mayor nivel de análisis para que conozcas cuál será la dirección de la tendencia a lo largo del día. En el trading posicional, conocido también como largo plazo, mantienes una posición abierta durante un tiempo más prolongado, que puede ir de semanas hasta meses, e incluso varios años.

Para cada una de ellas, es necesario conocer el funcionamiento de tu bróker, ya que no todos permiten aplicar distintas estrategias basadas en tiempo, en especial si son muy cortas o muy largas. Otros, podrían cobrarte comisiones elevadas por mantener abiertas las posiciones durante varios días y esto requeriría un mayor capital.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.