¿Qué es el Ecommerce?

El e-commerce, también conocido como comercio electrónico, está viendo un auge exponencial en estos últimos años similar al de otras muchas tecnologías que esta era informática nos está brindando. ¿Es el e-commerce la forma que está en cómo hacer negocios hoy en día? ¿Tiene ventajas reales para empresas y usuarios frente al comercio clásico? ¿Cuáles? Acertando nos ayudará a entender esto mucho mejor.

Por definición, el e-commerce se trata de un sistema de compra y venta de bienes y servicios el cual usa Internet como principal y a veces único modo de gestión de cobros y pagos. La idea base resulta atractiva tanto para usuarios como empresarios; la posibilidad de que todo pueda ser gestionado sin tener que invertir en una tienda física, ahorrándote dichas tramitaciones, y permitiendo que, a través de Internet, tu negocio tenga la posibilidad de hacerse global e inmediato. Tan descabellada como suena la idea de hacerse global e inmediato, no es para nada descabellada. Pensemos en la forma clásica de realizar negocios, con una tienda física; el comprador, desde cualquier parte del mundo, con un solo clic tendrá la comodidad de acceder a tu tienda y visualizar todo el producto. De igual manera, se le facilita el producto sin horarios, siempre que necesites algo en cualquier momento podrás contar con ello de forma inmediata. Se le da la posibilidad al usuario de contrastar coste con cientos de tiendas online, dándole la oportunidad de encontrar lo que mejor se adapte a su economía, creando un mercado más competitivo y mejor valorado por el usuario.

Pero no solo trae ventajas para el usuario o comprador, también para el empresario como ya comentamos. La facilidad que te da la globalización de tu producto y la inmediatez de que pueda ser encontrado por cualquiera en cualquier momento te permitirá llegar a más clientes, generando un mayor beneficio, algo que resultaría imposible de hacer por una tienda física normal. Además, la automatización de la compra en la web te permitirá dedicar tu trabajo a aumentar el producto ofertado en la misma y su crecimiento, así como su mantenimiento, más que de cara al público, posibilitándote un crecimiento real y perceptible en tu negocio. Por consiguiente, como ya comentamos, el poder librarte de tener que crear y gestionar un establecimiento físico; hoy en día, el e-commerce funciona casi únicamente poniendo en contacto a proveedores y compradores, lo cual realmente puede llegar a no generar gastos. Por desgracia, no todo iba a ser ventajas; y sí, en el e-commerce hay cosas contra las que no podemos luchar. Claramente, la mayor barrera del e-commerce actual se trata de la competencia, la cual puede ser arrolladora e impedirte crecer si no estás correctamente instruido en como hacer crecer tu negocio online.

El abrir una tienda de ropa online, por ejemplo, con sus distintos proveedores saldrá tan bien como así vendas la web y realices publicidad efectiva y eficiente. En un mercado global, no solo compites contra las tiendas de alrededor, compites en todo tú país e incluso mundialmente, contra servicios experimentados y de alto nivel, lo cual puede hacer que si tú no tienes una estrategia de negocio vayas a pique rápidamente. Si, por el contrario, tienes una estrategia sólida, respaldada con un equipo directivo experimentado, y una idea innovadora, puede hacerte llegar al estrellato.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.