CaixaBank plantea el mayor ERE de la historia: 8.291 empleados... al carrer!

♦ ¡Síguenos en Telegram!

La dirección de CaixaBank ha planteado este martes a los sindicatos un ajuste del 18,7% de la plantilla, es decir, 8.291 personas. Tras este ajuste, el nuevo banco fusionado con Bankia pasaría de los 44.400 trabajadores actuales a 36.109 en total. Los ajustes afectan a CaixaBank España, no a las filiales del grupo. Se trata del mayor ERE de la historia de la banca española y el tercero del sector empresarial tras los realizados por Telefónica y Seat. El Santander y CaixaBank son las entidades que más despidos han realizado. El ERE afectará principalmente al personal de las oficinas, puesto que se cerrarán más de 1.500, un 27%.

El banco argumenta las mismas razones que ha presentado el BBVA para su ERE: cuestiones productivas y organizativas —es decir, que con la fusión se producen duplicidades y es necesario realizar sinergias—, la existencia de tipos negativos hasta 2025 y la digitalización de los clientes, que reduce la necesidad de oficinas. A diferencia de BBVA, CaixaBank no argumenta razones económicas, por pérdidas de la entidad. El BBVA podría plantear la salida de unos 3.000 empleados en la reunión del próximo viernes, y se espera que el sector bancario pierda más de 15.000 empleos en 2021. Desde 2008, la banca ha perdido casi 100.000 empleos, el 35%, según los datos del Banco de España.

Los sindicatos, que barajaban entre 6.000 y 8.000 despidos, confían en reducir esta cifra propuesta en la negociación. En la última junta de accionistas advirtieron de que realizarían movilizaciones si no se negociaban los despidos. El desglose del ajuste de los 8.291 empleados será: 5.742 en la red de oficinas; 1.148 en los servicios centrales, 463 en los servicios centrales de las sedes territoriales, otros 250 directamente relacionados con las territoriales; 630 de empresas filiales del banco en España y 58 personas que están en excedencia.

El 27% de las oficinas

En cuanto a las oficinas, se pretende cerrar 1.534, el 27% de las 5.639 que tiene el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri. Los criterios para el cierre oficinas son el tamaño del municipio y la competencia bancaria en la plaza, la distancia entre oficinas de Caixa y Bankia, la cuota de presencia y solapamientos de ambas entidades, siempre buscando evitar la exclusión financiera, según el banco, así como potenciar oficinas de mayor tamaño y especialización.

La entidad se compromete a la recolocación de todos los empleados que salgan, tras financiar su formación en otras profesiones en donde haya demanda.

La entidad ha explicado a los representantes de los trabajadores que tratará de que las salidas se basen en la voluntariedad y que, en caso de que no sea posible conseguir el objetivo mediante esta fórmula, siguiendo la meritocracia, con el reto de que se mantenga el mayor talento posible en el banco, independientemente de la edad y el origen del banco del que procede el empleado.

El banco ha anunciado en reiteradas ocasiones su intención de que este ajuste de plantilla se realice de forma no traumática y primando la voluntariedad. El objetivo es tener cerrada la negociación a finales del segundo trimestre del año. 

El paro se dispara: 4 millones de desempleados


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.