El Ministerio de Igualdad inicia una campaña para fomentar las denuncias por 'racismo' contra la Policía Nacional

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Hace apenas dos días el Ministerio de Igualdad hacía pública una campaña para combatir la discriminación racial y étnica. Bajo el epígrafe de “¿Qué puedes hacer si sufres una agresión o discriminación racista?”, el ministerio que dirige Irene Montero exhibía un glosario de situaciones de la vida cotidiana y qué hacer ante ellas. Una de esas imágenes, la más polémica, tacha a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de “racistas” y “xenófobas”.

La imagen no da lugar a errores o interpretaciones. En ella se ve a un joven de raza negra con el siguiente testimonio: “Me han identificado por mi color de piel u otros rasgos físicos sin una razón objetiva”. El mensaje es un ataque directo a la policía y un insulto a su labor diaria. Desde los sindicatos policiales han rechazado de plano semejante insinuación y denuncian que “se acuse veladamente a la Policía de realizar prácticas arbitrarias”. 

De esta forma, el Ministerio de Igualdad desvirtúa el verdadero mensaje de esta campaña que pretendía luchar contra la discriminación. El sindicato policial Jupol, indignado por este nuevo ataque desde el Gobierno, señala que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas son los “garantes de Estado de Derecho” y son precisamente ellos quienes atienden a diario las denuncias por “discriminación racial o étnica, como se denomina desde Igualdad”.

“Cuando los agentes solicitan la identificación de alguna persona, siempre lo hacen por razones objetivas en el desempeño de sus funciones”, reiteran desde la asociación de la Guardia Civil Jucil. Y se muestran desconcertados por el hecho de que el ataque venga, una vez más, desde una de las instituciones del Estado.

Podemos exige que España 'pida perdón' a los negros del mundo

Una acusación que afecta también a las policías autonómicas. Desde la asociación Unió de Mossos per la Constitució, han exigido al ministerio que dirige Irene Montero que “deje de meter sus sucias manos dentro de los cuerpos de seguridad”, ya que la policía sabe perfectamente que “todos son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna”.

Son muchos los que han mostrado su indignación ante este nuevo ataque de Irene Montero y la cartera que dirige hacia los policías españoles, pero no es la primera. En febrero de este mismo año, la dirigente de Podemos protagonizó otro ataque arbitrario hacia los agentes al asegurar que “Cuando una mujer denuncia una agresión sexual en comisaría se le pregunta si iba vestida con una minifalda” y se le dice que “iba provocando y por eso un hombre ha pensado que tenía el derecho”. Y añadía: “En nuestro sistema judicial falta mucha perspectiva de género. Se nos cuestiona si éramos muy busconas o si estábamos bailando de forma muy provocativa”.

Policías y guardias civiles exigieron a la ministra Irene Montero que rectificara sus afirmaciones sobre la atención que reciben en comisarias y cuarteles las mujeres que denuncian agresiones sexuales. “Nadie les pregunta si visten con minifalda”, reiteraban. Asimismo, pidieron su dimisión. Desde el sindicato UFP, señalaron que las palabras de Irene Montero obedecían “a la ignorancia, a un discurso rancio y al desconocimiento absoluto”. Finalmente, y por enésima vez, reclamaron al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska que “saliera a la palestra a corregir a la ministra”.

Ataques contra la Policía Nacional

El pasado 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Confederación General del Trabajo (CGT) realizó unos carteles en los que se dejaba entrever que la Policía Nacional es “cómplice de la violencia contra la mujer”. En el cartel se ve una mujer rodeada por diferentes imágenes entre las que se encuentra un puño ensangrentado y debajo la imagen de un policía con los brazos cruzados.

Desde los sindicatos policiales exigieron al Ministerio del Interior y a la Dirección General de la Policía que defendieran la imagen institucional del Cuerpo, ya que “no es una parte del problema, es más, es una parte activa de la solución”. Además, quisieron dejar claro que “los policías son los garantes de la seguridad de todos los ciudadanos y luchan día a día para acabar con cualquier tipo de violencia, incluida la violencia contra la mujer”.

El Ministerio de Igualdad ya cuenta las miradas, los piropos y las bromas como 'violencia de género'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.