Irene Montero no encaja en su propia definición de 'mujer'

Nirvana

Una de las consecuencias de la ideología de género es que, quienes la defienden, no sólo han procedido al borrado de las mujeres —como denuncian amplios sectores del feminismo— sino que tienen serias dificultades para definir qué es una mujer. Algo tan básico, sobre lo que no tendría que haber discusión, se convierte en misión imposible, como demostró en un famoso documental Matt Walsh.

Una gran parte de los interpelados por Walsh son incapaces de responder a la pregunta "¿qué es una mujer?" o, simple y llanamente, tienen miedo a dar una respuesta que se salga de la "verdad oficial revelada" y validada por la ideología de género. Matt Walsh investiga en el documental si los roles de género son una construcción social o si una mujer puede estar atrapada en el cuerpo de un hombre y, en última instancia, se centra en el asunto clave: si ser mujer significa hoy día "algo" una vez que el concepto ha sido lavado y centrifugado a través de la ideología radical de género.

Honey Girls Club

Un ejemplo acabado de cómo la ideología de género impide responder a la pregunta de "¿qué es una mujer?" nos lo ha proporcionado Irene Montero en la entrevista que Ricardo Moya le hace para el podcast El sentido de la birra. Hasta tal punto es estúpida y absurda la definición de mujer de Irene Montero que el propio presentador le tiene que hacer ver que ella no entra dentro de esa categoría.

Tras leerle Moya la definición que la RAE da "mujer", Irene Montero contesta que esa definición no responde "a la sociedad feminista que ya somos". Y se centra en la tercera acepción de la RAE ("que tiene las cualidades consideradas femeninas por excelencia") para señalar que no dicen cuáles son esas cualidades, porque en su opinión "no hay características en el plano de lo biológico o de lo fisiológico biológicas que determinen por sí mismas que eres una mujer".

Para Montero, "una mujer es una posición en la sociedad que por el hecho de ser mujer te hace tener más riesgo de pobreza, más riesgo de sufrir violencias, te hace ocuparte mayoritariamente de las tareas de cuidados, tener más dificultades para desarrollar tu proyecto de vida etc etc etc"

"Es un concepto profundamente cultural (la mujer no nace, la mujer se hace que dijo Simone de Beauvoir) y va cambiando con el tiempo" y también "a través de las propias personas que dicen: ‘oye, yo no encajo en las cualidades típicamente femeninas por excelencia, pero también soy mujer’".

El presentador intenta que Irene Montero se moje sobre si esa es su definición de mujer, frente a la de la RAE.

The Play Clubs

Ricardo Moya: ¿Lo pondrías así en el diccionario?
Irene Montero: Nunca me han pedido el ejercicio de hacer una definición de la RAE, pero vale
Ricardo Moya: Estamos jugando a eso
IM: Acepto el reto
RM: Por lo que me dices podríamos poner "persona que sufre más violencia, que sufre de más pobreza, persona que sufre más discriminación". ¿Esa sería la definición de mujer?
IM: Sí. Desde luego mucho más que tener determinadas características biológicas o características femeninas por excelencia que nadie sabe listar. Hay muchas mujeres que no cumplen con esas características, con una o con varias (...)

Aquí el presentador le hace ver que ella —rica heredera y exministra...— no encaja en la propia descripción de mujer que acaba de hacer:

RM: Entonces, por ejemplo, tú no entrarías en esta descripción de mujer que me estás diciendo
IM: ¿A qué te refieres? (ya con cara muy seria)
RM: Porque eres una persona que tienes un acceso público, cierto poder adquisitivo, que no es tan discriminada porque es una persona que ha llegado a ciertas cuotas de poder...
IM: … Y sigo teniendo más riesgo que cualquier hombre, que es la categoría por oposición (…) Sigo teniendo más posibilidades que cualquier hombre de sufrir una agresión sexual y también de sufrir pobreza. Seguramente, si lo mismo que yo hago lo hiciese siendo hombre, tendría muchas más posibilidades de éxito.

Ricardo Moya repregunta sobre las dificultades para un médico, por ejemplo, a la hora de utilizar los términos hombre y mujer y Montero responde con suficiencia que lo importante no es qué palabra se utiliza para referirse a alguien con determinados atributos biológicos, ojalá fuese es el problema, sino que lo importante es "que una persona en nuestro país sepa que se puede ser mujer y tener pene, y que si es una mujer y tiene pene tiene derecho a que todos, todas le reconozcamos como mujer". "Lo más importante es la realidad y que lo llames como lo llames, existen mujeres con pene".

Irene Montero es la única exministra que ha solicitado cobrar su pensión: 5.300 euros al mes

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias

stop abolicion 300x100