• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La ideología de género: ¿una agenda global o un instrumento de la izquierda?
        Domingo, 14 Julio 2019
        Los dirigentes de Ciudadanos y buena parte de la sociedad española se han indignado y han manifestado su repulsa tras...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Las falsas embajadas propagan el odio contra España
        Viernes, 12 Julio 2019
        Cataluña no tiene embajadas catalanas, más le gustaría al separatismo, pero sí mantiene oficinas que propagan...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Sánchez se equivoca
        Jueves, 18 Julio 2019
        Se equivocó con su ronda palaciega y monárquica con Casado y Rivera en La Moncloa. Él no es el rey y su ámbito de...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Marchando otra de pactos prepactados
        Domingo, 14 Julio 2019
        Partiendo de la base que me da igual que gobierne el ala derecha del sistema que su versión de izquierdas o que lo...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Auge y caída de Pablo Iglesias
        Jueves, 18 Julio 2019
        Podemos (nunca mejor dicho) ver cómo la figura de Pablo Iglesias ya se va difuminando desde su estrellato mediático...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Pedro Sánchez será tonto pero no tanto #Masby
        Domingo, 30 Junio 2019
        En muchas ocasiones he afirmado que Pedro Sánchez es más tonto que largo pero estoy llegando a la conclusión que...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los pactos de la vergüenza
        Sábado, 29 Junio 2019
        Una vez finalizadas las elecciones Autonómicas y Locales, y dado que para la gobernabilidad no es válida la...
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Están adoctrinando a nuestros hijos
        Domingo, 07 Julio 2019
        Están adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas catalanas, y no hay más ciego que el que no quiere ver. ¿No es...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Good bye, Franco
        Domingo, 30 Junio 2019
        Hoy hace exactamente un año falleció mi abuela materna y, con ella, una pequeña parte de mí pero también de la...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Sánchez e Iglesias, un idilio sin futuro ni a corto ni a largo plazo
        Martes, 16 Julio 2019
        Desde el inicio se veía una relación de conveniencia pero claro, está lo que conviene al uno no le conviene al otro....
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Universidad privada y universidades funcionariales
        Domingo, 14 Julio 2019
        La vieja dicotomía entre universidades públicas y universidades privadas sigue en vigor. Ambos tipos de universidades...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Mediterráneo Digital | Mundo Feminazi

Una feminista denuncia al hombre que la reanimó por violencia machista

feminazis feas

El Tribunal Supremo ha decidido condenar por violencia de género a un hombre que abofeteó varias veces a su pareja cuando estaba semiinconsciente en el suelo de un bar de Valladolid "con el propósito de reanimarla". Los jueces revocan su absolución y le imponen cuarenta días de trabajos para la comunidad por un delito de maltrato en el ámbito familiar al entender que el posible estado de embriaguez de la mujer no justificaba los golpes, haciendo una defensa cerrada de la perspectiva de género en la Justicia.

Los hechos, según la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, ocurrieron de madrugada en un bar del barrio vallisoletano de La Victoria en enero de 2018. La mujer, después de mantener una discusión con su pareja, se desplomó "como un peso muerto" y después de varios esfuerzos para intentar que se sentara su pareja le propinó "dos tortazos seguidos con el propósito de reanimarla". La mujer presentaba "un hematoma en el ojo derecho, vasos rotos en el ojo izquierdo, un hematoma en el labio inferior y un golpe en la mejilla", según sus hijos.

[Un hombre, detenido en Ocaña por violencia de género tras ser apuñalado por su mujer]

En un primer momento el juzgado de lo penal 1 de Valladolid le impuso cuarenta días de trabajos para la comunidad por un delito de malos tratos, pero fue absuelto en segunda instancia por la Audiencia Provincial vallisoletana: los jueces añadieron al relato de hechos probados que los tortazos fueron "con el propósito de reanimarla", reconociendo que "los dos bofetones se presentan como un remedio no recomendable" pero entendiendo que no tenía intención de dañar a su pareja sino socorrerla.

Los jueces del Tribunal Supremo, con Vicente Magro como ponente, son contundentes al criticar esta decisión: concluir que los tortazos estuvieron justificados fue "una inferencia desproporcionada e irracional" al entender que, en este caso, "es claramente una agresión". Los jueces reconocen que pueden "existir circunstancias que pudieran admitir que en un caso de riesgo para la víctima, como falta de respiración, o similares" que justifiquen esa actuación pero que "no podremos convertir esto en un pasaporte, o un cheque en blanco, para realizar actos de agresión".

Maltrato injustificable

Además de resolver el caso concreto el Tribunal Supremo aprovecha su sentencia para rechazar cualquier justificación del uso de la violencia, más aún en el seno de la pareja. "Tanto la violencia verbal como la física deben desterrarse de la sociedad, pero más aún en el contexto de la relación de pareja" explican, recordando que "no hay causa de justificación ante el maltrato" y que justificarla en el ámbito de la pareja "supone perpetuar la dominación del hombre sobre la mujer, poniendo en su defensa del uso de la violencia, "razones" para ejercerla".

[El Supremo pide a los hombres que, si una mujer les pega, no se defiendan o será violencia de género]

Es en este punto cuando los cuatro magistrados y la magistrada de lo penal defienden también la necesidad de juzgar la violencia machista con perspectiva de género. "La perspectiva de género como línea argumental de rechazo de la violencia como causa de justificación es, también, la herramienta que debe utilizarse para desterrar comportamientos de dominación donde operan estas justificaciones de la violencia para someter a la víctima a un estado de permanente subyugación que se ejerce por la vía instrumental de la argumentación del empleo de la violencia como vía para sostener el mantenimiento de la desigualdad".

Llamar a una ambulancia

La sentencia del Tribunal Supremo concluye que el hombre agredió a la mujer y explica que si buscaba prestarle ayuda por un posible coma etílico tendría que haber llamado a una ambulancia y no pegarle dos tortazos. "Si, en verdad, la vio en un estado preocupante lo que tenía que haber hecho es haber requerido los servicios de una ambulancia que pudiera intervenir con personal médico profesional que pudiera atender a la víctima, y no darle dos tortazos para reanimarle".

[Las feministas consiguen que tirarse un pedo ya sea violencia de género]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.