Última actualizaciónJue, 09 Jul 2020 12pm

Mediterráneo Digital | Mundo Feminazi

Los asesinatos cometidos por mujeres que NO te contará la violencia de género

violencia de genero

Erradicar cualquier forma de violencia se erige como una responsabilidad de obligado cumplimiento en cualquier sociedad que se autodenomine democrática en pleno siglo XXI. Sin embargo, parece que existe una perspectiva particular desde la que se analizan los altos índices de violencia sexual en España. El sesgo de la violencia por razón de sexo para abordar esta problemática deviene ineficaz para combatirla, pues se subordinada a una moral progresista que flaco favor hace a la Justicia que tanto defiende. ¿Desean conocer las diferencias entre los datos oficiales del presente 2019 y los reales cuando las asesinas son las mujeres españolas? ¡Esto no se lo contarán en ningún medio de referencia nacional!

Luchando por destapar la incoherencia progresista

Frente a la dictadura del único pensamiento, han surgido blogs como Merecessaberlo.es, que promete “informar mientras haya quien oculte datos reales sobre víctimas de violencia, asesinatos y denuncias falsas”. Al menos, ese es su lema de existencia y lo primero que se puede leer en su página web. En la última entrada publicada, la controvertida página que además cuenta con más de 26 mil seguidores en Twitter, proporcionó información sobre un tema tan relevante como polémico: las distintas formas de violencia cometidas por mujeres.

Informe del INE: el 40,8% de las condenadas por violencia doméstica son mujeres

Actualizada a 27 de julio del 2019, llama la atención el listado cronológico presentando los sucesos violentos cometidos por mujeres que han sido sentenciados como asesinatos y homicidios en el presente año y que, por una cuestión de salvaguardar al protegido sexo femenino, no han sido especificados, ya que, el blog Merecessaberlo.es es quien destapa la metodología de abordar estas estadísticas. Quizá una de las novedades de esta web es la publicación de datos que, aunque han sido verificados, no han sido ni expuestos públicamente ni publicados por los medios oficiales del sistema.

Si acudimos a los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), un dato más que relevante es el pobre reflejo de las cifras de mujeres condenadas por cualquier tipo de delito, sea o no por razón de sexo, frente a lo que sucede en la realidad. Realizando un repaso no sólo cronológico sino también especificando si se trata de violencia intrafamiliar o doméstica o en ámbito no doméstico, el listado del INE resulta sin duda aterrador. Sobre todo, porque lejos de acercarse a las cifras oficiales, no representa casi ni el 15% de los delitos cometidos por mujeres siguiendo la lista de Mereceressaberlo. ¿Se trata esta forma de presentar los datos por los institutos públicos de una estrategia para minimizar la delincuencia por razón de sexo? ¿Por qué entonces se informa únicamente con religioso detalle los actos violentos cometidos por el sexo masculino? ¿Acaso bajo el pretexto del sexo débil existe cierta dictadura moral de no contar los crímenes cometidos por ellas?

La lista prohibida: todos los 'casos aislados' de mujeres maltratadoras que los medios no te contarán

La violencia sobre hombres censurada por la estadística pública

La incoherencia de la moral progre insiste en criminalizar a los hombres, utilizando únicamente los datos obtenidos respecto de los mismos, pero callando respecto de las mujeres. La censura de datos que confirman la gravedad de delitos cometidos por mujeres parece haberse convertido en una especie de operación política que se sirve de la desgracia social que representa la violencia. Así, el INE publica las estadísticas sobre la violencia por razón de sexo, si bien con un importante fallo a la hora de especificar los datos pues nada publica sobre el número de mujeres condenadas o denunciadas por violencia sobre sus parejas. ¿Casualidad o causalidad progre? La falta de objetividad a la hora de abordar esto merece ser descubierta la discriminación hacia la población masculina que plantea, una realidad no incluida como era de esperar en el discurso feminista.

Así, frente al silencio del INE sobre las mujeres condenadas o denunciadas por violencia sobre sus parejas, sí se da todo lujo de detalle sobre la población femenina que es víctima en delitos cometidos por los hombres. Tampoco figuran los asesinatos de mujeres sobre mujeres. ¿Se trata de una protección mediática y legal hacia el sexo femenino en el ámbito de la violencia? ¿No se habrán parado a pensar que ello criminaliza al sexo masculino y le hace único sujeto activo de la mal llamada violencia de género?

El Supremo pide a los hombres que, si una mujer les pega, no se defiendan o será violencia de género

Llama la atención cómo en la sección de Seguridad del INE y en concreto en la estadística referente a la “violencia de género” ya se advierte que sólo figuran datos de mujeres asesinadas: “este tipo de violencia es la que se produce como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, y se ejerce por parte de quienes son y han sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aún sin convivencia”. ¿Y qué sucede entonces con la violencia intrafamiliar, de las mujeres lesbianas sobre sus cónyuges o parejas, no se informa? ¿No existen?

La diferencia de criterio de la moral progre

La dictadura progre sobre la moralidad y la ética crece por momentos. Tal es así que, como comentábamos en MEDITERRÁNEO DIGITAL, la mayoría de casos de mujeres maltratadoras prácticamente no ven la luz en los medios. Como ha quedado demostrado, la censura de los medios hegemónicos de comunicación no solo incide en una irresponsabilidad comunicativa sino en una injusticia “de género”, como les gusta decir los medios oficiales. Tampoco se informa de las denuncias falsas, aunque interese decir lo contrario, como ya hicimos en MEDITERRÁNEO DIGITAL cuando les demostrábamos que el 80% de las denuncias de género son falsas.

El mal moderno de la discriminación positiva

Una “discriminación positiva”, como la hace llamar ya el común de la Sociología moderna, que no sólo sopla en favor de las mujeres con la consiguiente criminalización del hombre, sino también de todas aquellas personas que acometen delitos sexuales, en detrimento de los ciudadanos de origen español. ¿No debería ser considerado igual de grave un delito sea cual sea el sexo pero también el origen de la persona que lo comete? Por ello, en MEDITERRÁNEO DIGITAL, denunciando la irresponsabilidad de no informar sobre el alto índice de abusos cometidos por los inmigrantes en España, denunciamos el escalofriante 86% de delitos de violencia sexual, que, en lo que lleva el 2019, fueron cometidos por extranjeros.

La violencia no tiene género, ni mucho menos debe ser tratada diferente por razón del sexo de quien la comete o el origen del agresor, una cuestión que resulta necesaria empezar a entender que (nos) preocupa a todos. En honor a la verdad, desde nuestro medio digital nos hemos propuesto no ser cómplices ni de la dictadura moral del progresismo ni de la censura de datos oficiales que desde instituciones y partidos han tratado de exponer una realidad social violenta muy diferente a la que realmente acaece en España. ¡Los ciudadanos merecen conocer la verdad!

Los progres linchan a Iker Jiménez por denunciar la censura de los medios con la inmigración


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.