Una revista feminista denuncia que, cuando un hombre se masturba pensando en una mujer, es una ‘violación telepática’

masturbacion

La revista feminista Medusa Magazine -con más de 152.000 seguidores en Facebook- ha publicado un artículo que no ha dejado a nadie indiferente. Bajo el título 'Hacer la masturbación ilegal para los hombres', la autora desgrana una serie de argumentos que no tienen desperdicio y que dan una prueba de la deriva hacia un sector del feminismo que no lleva a ninguna parte.

Si tenemos en consideración la rama radical del feminismo, el 'feminazismo', este escrito es el que mejor refleja las pretensiones de un colectivo que, lejos de luchar por los derechos de la mujer allí donde son vulnerados, se pierde en pensamiento absurdos y prohibicionistas.

El texto comienza así:

"Aunque están condicionados (los hombres) desde la primera infancia por comportarse como si fueran mejores que las mujeres y otros géneros, lo que queda de la inocencia de un niño se disuelve una vez que llega a la pubertad. Pierden su humanidad y se alejan de la autoconciencia. Sexualizan a cualquier mujer que vean, ya sea que sea una adulta o una compañera, siempre y cuando coincidan con la idea de los estándares de belleza de la sociedad, por supuesto. No ven a los que perciben como mujeres como humanos, sino que se oponen a satisfacer el deseo sexual. Pasan horas y horas al día encerrados en su habitación viendo porno.

Sin pornografía para mirar, más hombres simplemente se masturbarían pensando en las mujeres que conocen en su vida real. Esto es incluso peor que masturbarse con la pornografía. Las trabajadoras sexuales son conscientes de que su imagen será sexualizada y lo aceptan, pero cuando un hombre se masturba pensando en una mujer que conoce en la vida real sin su consentimiento, es una violación telepática. Es enfermizo. Incluso afecta a la víctima, aunque ella no lo sepa, disminuye su energía.

Se podrían dar medicamentos a los hombres para que disminuyan su impulso sexual, de modo que no tengan que masturbarse mucho, de forma similar a como se hace con un perro macho, para que no sea agresivo y no quiera follárselo todo. Esto finalmente resolverá nuestro problema sobre la masculinidad tóxica y creará un mundo más pacífico."

Ya lo han leído, desde esta revista se asegura que la masturbación puede llegar a ser una violación telepática y se busca la solución en 'capar' a base de medicinas a los hombres en general. Tal cual. No hace ni falta leer entre líneas: no tiene.

► Leer artículo original publicado en 'Medusa Magazine'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.