Un cuento para niños de Caperucita dice que el lobo es 'sexista y machista'

Nirvana

- «¿Sabes bonita? -le dijo el lobo-. Para una niña no es muy seguro caminar por este bosque sola».

- «Encuentro muy ofensivo -contesta Caperucita- este comentario tuyo, profundamente sexista, pero lo ignoraré porque tu tradicional condición de marginado social te ha llevado a enfrentarte al mundo de manera propia, y del todo válida, evidentemente. Ahora, si me lo permites, he de proseguir mi camino».

Honey Girls Club

Esta particular versión del cuento de «Caperucita roja» que tuvieron que comentar los alumnos de un colegio sostenido con fondos públicos de Valencia en un ejercicio para este verano ha sido empleada por el nuevo conseller de Educación de la Generalitat, José Antonio Rovira, como ejemplo del adoctrinamiento en las aulas que pretende desterrar durante su mandato: «Vamos a sacar la ideología de las clases».

El ejercicio en cuestión, que corresponde a la etapa en la que la educación valenciana estaba dirigida por los socialistas y Compromís, con las tareas escolares de Primero de la ESO de este verano se basa en la obra «Cuentos para niños y niñas políticamente correctos», de James Finn Garner. En el caso del episodio dedicado a «Caperucita Roja», la niña se alarma por la «tendencia travestista del lobo» y espeta al leñador que acude a socorrerla que es un «sexista y discriminador de especies animales». «¿Qué te has creído? Entras aquí como un individuo de una civilización primitiva dejando que el arma hable por ti», le recrimina Caperucita, quien le pregunta «qué te hace suponer que las personas femeninas y los lobos no pueden resolver sus problemas sin la ayuda de una persona masculina».

El cuento termina con un final bien distinto al de la versión original: la abuela, a la que se califica como «matriarca sabia» en el relato, salta de dentro de la boca del lobo «tras escuchar el discurso apasionado de Caperucita», coge el hacha del leñador y le corta el cuello. ¿Esto no es violencia de género?

«Después de esta experiencia traumática -concluye el cuento- Caperucita, la abuela y el lobo sintieron un profundo sentimiento solidario. Decidieron crear una comunidad alternativa, basada en el respeto mutuo y la colaboración, y vivieron felices y comieron anises sin colorantes ni conservantes».

«Vamos a sacar la ideología de las aulas»

Para el conseller José Antonio Rovira, del Partido Popular, «el cuento de Caperucita hay que contarlo como fue en origen y no tergiversarlo», ya que, según sostuvo en una entrevista con Cope Valencia, «eso es ideologizar a los niños».

The Play Clubs

Según explicó Rovira en la presentación del próximo curso, en anteriores legislaturas, con el Gobierno del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos, «he visto imágenes de centros que sacaban a los niños a manifestarse por cuestiones que no tienen que ver con la educación. Yo no quiero ningún tipo de ideología y la vamos a sacar de la aulas».

Al respecto, el trabajo escolar de la asignatura de Valenciano denunciado por el nuevo responsable de la Consell Educación incluye preguntas para los alumnos respecto al significado de expresiones como «tendencia tranvestista» o «un comentario profundamente sexista» y se les cuestiona sobre si conocen «algún cuento que muestra a la protagonista como sumisa, débil o inocente».

La tarea escolar dirigida a estudiantes de 13 años termina con un encargo para los estudiantes basado en redactar una «versión igualitaria o feminista de otro cuento». Y les sugiere ejemplos: «Blancanieves, que se niega a limpiar la casa de los enanos, la Ratita Presumida (que no es presumida sino ecologista) o la Cenicienta (que no quiere al Príncipe bobo)».

Fuente original: ABC

Prohíben 'La Caperucita Roja' por ser sexista y facha

Autor: ABC

Últimas noticias