El Gobierno gastará 43 millones de euros públicos en pagar las bajas laborales por 'dolor de regla'

El Gobierno impulsará finalmente una baja laboral para los casos de menstruaciones dolorosas que será pagada por el Estado "desde el primer día" y cuya duración de días será determinada por un médico. El anuncio del acuerdo lo ha dado la ministra podemita de Igualdad, Irene Montero, después de que su departamento haya impuesto su propuesta frente a las reticencias que esto generaba en el sector socialista del Ejecutivo, encabezado por Nadia Calviño.

Después de horas de negociaciones, la medida seguirá formando parte del anteproyecto de ley de reforma del aborto, que además de permitir que las chicas de 16 y 17 años puedan interrumpir su embarazo sin permiso paterno, contiene un catálogo de iniciativas relacionadas con la salud sexual y reproductiva.

Una de esas medidas es la baja laboral por regla dolorosa, que no sólo ha generado un gran debate social, sino que provocado una fuerte división en el Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, con los socialistas alertando de que podría ser una medida que "estigmatizara" a las mujeres y fuera "perjudicial".

Pese al revuelo y el choque de ministros, la baja por menstruaciones dolorosas queda salvada y formará parte del anteproyecto de ley que se presentará el próximo martes al Consejo de Ministros en primera vuelta. "Vamos a reconocer por ley el derecho de las mujeres con menstruaciones dolorosas a una incapacidad temporal especial que será costeada por el Estado desde el primer día", ha anunciado la ministra de Igualdad en redes sociales.

"Avanzamos para que ya no sea normal ir al trabajo con dolor y para acabar con el estigma, la vergüenza y el silencio en torno a la regla. Avanzamos en derechos", ha celebrado.

La propuesta es una medida pionera para que las menstruaciones más dolorosas sean consideradas un motivo para cogerse una baja laboral. La clave está en que sea un dolor que se considere "incapacitante". No encajaría para unas molestias leves ni un dolor de cabeza sin más.

Igualdad plantea que esas reglas, en las que las mujeres sufren un padecimiento muy fuerte, sean incluidas en el catálogo de causas de "incapacidad temporal" para que los médicos tengan un amparo legal para decretar un periodo de baja. La idea inicial era que ésta durara hasta tres días, pero finalmente dependerá del criterio del médico, que será quien dicte el número exacto de días en función de "lo que necesite cada mujer".

Los días que cada mujer necesite

Como sucede en otros casos, el coste de la baja será asumido por la Seguridad Social y no por la empresa. Y no habrá ningún requisito mínimo de días cotizados como pasa con otras incapacidades temporales.

Finalmente la propuesta no fija una duración determinada para la baja, que en un primer momento se había concretado entre tres y cinco días. Según los pocos detalles que trascendieron este viernes, será el mismo médico que valide la situación de incapacidad el que considere cuántas jornadas deberá guardarse reposo en cada caso y, para facilitar que la medida llegue a todas las mujeres que lo necesiten, no se exigirá un mínimo de tiempo cotizado a la Seguridad Social.

La medida, revela la memoria de impacto que acompaña al anteproyecto de la nueva ley, a la que ha tenido acceso el diario ABC, costará 43 millones de euros anuales a las arcas públicas. Lo pagamos todos y todas.

Nueva Ley del Aborto: en España se podrá abortar sin consentimiento desde los 16 años

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.