Izquierda Unida, el BNG y la CUP boicotean a Zelenski en el Congreso

Apenas unos minutos antes de que Volodímir Zelenski se dirija al Congreso de los Diputados, Izquierda Unida ha acusado al presidente ucraniano de tener "gestos antidemocráticos", en referencia a la "supresión" de once partidos políticos en Ucrania como parte de la ley marcial aplicada en las últimas semanas a raíz de la invasión rusa.

No ha sido este el único gesto de desaprobación hacia el presidente ucraniano en una jornada en la que el Congreso ha tratado de transmitir unidad frente a la invasión rusa. Tras su intervención ante el hemiciclo, han sido cuatro los parlamentarios que, aunque sí en pie, no han aplaudido a Zelenski: Enrique Santiago, miembro de Unidas Podemos y secretario de Estado de Agenda 2030; Albert Botran y Mireia Vehí, de la CUP, y el diputado del BNG, Néstor Rego.

Minutos antes, el sentir de Izquierda Unida -donde se engloba el PCE, partido al que pertenece Santiago- ya había sido manifestado vía comunicado: "Suprimir la actividad de 11 partidos políticos vulnera los derechos civiles del pueblo ucraniano y se suma a la ilegalización del Partido Comunista y el ataque a sindicatos iniciado por Poroshenko", se ha expresado desde IU, que forma parte del Gobierno de Pedro Sánchez a través de la coalición Unidas Podemos. "Estos gestos antidemocráticos son inaceptables en un país aspirante a la UE".

El mensaje del partido comunista del ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha sido publicado a través de redes sociales a una hora de que arranque la intervención de Zelenski ante la Cámara Baja. Desde la formación se ha remarcado que el "respeto institucional" que el partido va a tener este martes ante el presidente ucraniano es compatible con la "condena" de ciertas medidas adoptadas en las últimas semanas.

"Nuestra posición sobre algunas medidas adoptadas por Zelenski es crítica, y el respeto institucional no significa que no las condenemos", reza el comunicado.

No es la primera vez que IU se desmarca respecto al conflicto de Ucrania. El 1 de marzo, el partido no condenó en Bruselas la resolución con la que solicitar a los organismos europeos que "concedan a Ucrania el estatus de candidato a la Unión Europea". Días antes, al producirse la invasión, cargos de IU, entre ellos Alberto Garzón, cargaron contra la OTAN al considerarla un "factor de desestabilización", motivo por el que se solicitó su disolución.

Para el partido, la única vía de alcanzar el fin del conflicto es a través de "una salida diplomática" y con la activación "de un sistema de seguridad colectiva europeo". "Reclamamos que España y la UE acompañen las negociaciones entre las partes y continúen garantizando la acogida de las personas refugiadas", zanja el texto difundido por IU.

El vicepresidente comunista de la 'Comisión para la Reconstrucción' amenaza a MEDITERRÁNEO DIGITAL: 'No pararemos hasta cerrarlo'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.