¡Grandes! VOX expulsa a su concejal en Torremolinos por ir al Orgullo LGTBI
Última actualizaciónDom, 05 Abr 2020 5pm

España | Política

¡Grandes! VOX expulsa a su concejal en Torremolinos por ir al Orgullo LGTBI

 vox torremolinos lucia cuin lgtbi

Se podrá estar más o menos de acuerdo con el programa electoral de VOX, pero nadie podrá reprocharle una fidelidad inmaculada a sus principios. Y el que se sale del guión, se va fuera. El partido de Santiago Abascal llega a la primera línea política con la lección bien aprendida, y no quiere caer en los viejos errores y eternos complejos que llevaron al antaño hegemónico Partido Popular de José María Aznar a la desintegración absoluta con el Gobierno tecnocrático y sin ideología de los años de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría.

La semana pasada, MEDITERRÁNEO DIGITAL destapaba en exclusiva el caso de Lucía Cuín, la concejal y número 2 de VOX en la localidad malagueña de Torremolinos (Málaga), que decidió acudir al estreno del Orgullo Gay de la ciudad. Precisamente la fiesta santo y seño del lobby LGTBI, uno de los principales bastiones del adoctrinamento de género a los que tanto y con tanta fiereza se ha opuesta la marea verde de la España Viva. 

En declaraciones a la televisión local, la edil justificaba su decisión por su apoyo "a la cultura, las tradiciones y un colectivo tan importante". Absolutamente surrealista.

La concejal de VOX inaugura el Orgullo Gay en Torremolinos

Y la reacción no se ha hecho esperar. 48 horas después de publicarse el reportaje en nuestras páginas, la Dirección Nacional de VOX, que desconocía la participación de su representante en el desfile de la bandera arcoíris, no solo la cesó fulminantemente de todas sus funciones y dio de baja de militancia, si no que le exigió que devolviera su acta “por respeto a los votantes”. Razón no les falta.

Desde VOX se afirmó que “en ningún caso” se le autorizó a participar y mostrar su apoyo explícito “a un evento promovido por el lobby LGTBI”. La formación identitaria, en una nota de prensa pública, también quiso volver a reiterar “el profundo respeto hacia todas las personas de cualquier orientación sexual”, una constante que se ha repetido durante toda la campaña “pero no así a iniciativas politizadas y sesgadas ideológicamente promovidas por el colectivo LGTBI, que tampoco representan al colectivo homosexual en su conjunto”. Por si todavía quedaban dudas.

Lucía Cuín se rebela: no devuelve el acta de concejal

Y como era de esperar la reacción de su concejal no se ha hecho esperar. Lucía Cuín se ha lanzado en brazos de la progresía mediática, que le han prestado sus focos para justificar su presencia en el Pride de Torremolinos, como si fuera una nueva mártir por la causa.

La afectada, en declaraciones a los medios, dejó claro que mantendría su acta en el Consistorio, y denunció que había recibido numerosas "amenazas e insultos" en las últimas horas desde los simpatizantes del partido.

“He pasado una semana muy complicada. Ha sido mortal y esta que me espera creo que va a ser peor”.

Aún así se considera a sí misma una persona luchadora y que vela por los intereses de su pueblo, Torremolinos, donde se ha criado. Amante de las tradiciones y la cultura española y continuará haciéndolo, por eso asevera que seguirá “para adelante con muchas ganas y mucha ilusión”.

Y aunque reconoce que conocía la posición de VOX ante el colectivo LGTBI, se defiende.

“Conocía la posición, pero me empecé a involucrar y empecé a escuchar durante la campaña que llevaban en las filas a personas homosexuales y que, incluso, había un chico negro en Barcelona. Entonces pensé que no eran tan radicales”.

Eso sí, de devolver el acta de concejal, nada de nada. Da igual que la hayan votado precisamente esos que ahora tacha de “fachas y radicales”.

“Cuando salió la noticia me llamó el presidente provincial diciéndome que desde Madrid estaban solicitando mi acta. Pregunté que quién y nadie me sabía decir. Me dijeron que escribiese una carta de arrepentimiento y entregase el acta y yo dije que no iba a hacerlo”.

Y finalmente remata que “prefiero defender los principios del Orgullo Gay que estar con VOX”. Y un sueldecito asegurado a cargo del erario público durante cuatro años.

Parafraseando al siempre genial Grouncho Marx en una de sus más célebres citas: “Estos son mis principios y si no les gustan, tengo otros”.

VOX, a pesar de que podría perder la llave de la gobernabilidad en Torremolinos, hace bien expulsando a la concejal por saltarse el programa electoral del partido, y manda un innegable aviso para navegantes. Las ideas no están en venta. Así, sí. Sois muy grandes.

El lobby LGTBI monta un boicot contra Teatro Barceló por alquilarle su sala a VOX


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.