Sánchez reitera su NO a Rajoy: 'La izquierda no va a apoyar a la derecha'

rajoy-sanchez-reunion

Tras el no que Pedro Sánchez ha reiterado este martes a Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno en funciones ha sido claro: "Volveremos a repetir las elecciones". Rajoy ha ofrecido a Sánchez la formación de grupos de trabajo que avancen en asuntos como las reformas institucionales y la política económica con el objetivo de cumplir los compromisos europeos y elaborar los presupuestos.

"Se puede articular un proceso de negociación eficaz para lograr una agenda de reformas para toda la legislatura", ha dicho Rajoy, quien ha añadido que ha ofrecido "diálogo" sobre los grandes acuerdos que en opinión del PSOE necesita España y que está dispuesto a "negociar todo el tiempo que haga falta".

Pedro Sánchez: "Si las derechas dicen no a Rajoy, ¿por qué lo va a apoyar la izquierda?"

El líder del PSOE ha vuelto a decir no en persona, en privado y en público, a Rajoy: "Si las derechas dicen no a Rajoy, ¿por qué la izquierda va a apoyar a la derecha?" Además, Sánchez ha urgido a Rajoy a negociar con "sus aliados potenciales", lo que llama "las derechas" para que España tenga "cuanto antes" un Gobierno.

En la reunión que Rajoy y Sánchez han mantenido esta mañana en el Congreso, Sánchez ha explicado que el candidato del PP le ha ofrecido conformar una "gran coalición" entre el PP y el PSOE, una posibilidad que el secretario general del PSOE ha rechazado tajantemente. "Si nadie quiere pactar con Rajoy es su problema, no el de los demás".

Rajoy también le ha ofrecido empezar ya mismo una negociación sobre las políticas que el líder del PSOE considera que hay que poner en marcha esta legislatura, pero Sánchez también lo ha rechazado, aunque ha dejado la puerta abierta a volverse a reunir con el presidente del PP si éste lo estima conveniente.

El líder del PSOE ha dicho que sale de la reunión "más preocupado" porque Rajoy no le ha concretado si se va a someter a la investidura en caso de no tener los apoyos necesarios.

Como en anteriores comparecencias, Pedro Sánchez no ha querido descartar nada: ni cambiar su no actual, algo que tendría que hacer un Comité Federal, ha dicho; ni presentarse él a la investidura en el caso de que el presidente en funciones fracase. "Hacer elucubraciones o hipótesis me parece que es aventurar mucho y no estoy en condiciones de hacerlo", ha asegurado. 

Sánchez ha explicado tras su reunión que ha "exigido" a Mariano Rajoy que "empiece a trabajar ya" para forjar una mayoría suficiente en el Congreso de los Diputados, "que empiece a negociar con sus aliados potenciales" y ha lamentado que "los tiempos de Rajoy son mucho nmás lentos que los de los españoles".

Lo que ha querido dejarle claro es que el PP no debe buscar los votos del PSOE para conseguir la investidura porque "la izquierda no va a apoyar a la derecha", ha dicho en reiteradas ocasiones.

Mariano Rajoy: "Si el PSOE vota no habrá terceras elecciones"

Mariano Rajoy había acudido a su reunión con Pedro Sánchez con una esperanza: que aceptara, aún sin prejuzgar su posición última -que por el momento es el no a la investidura- abrir una "mesa de diálogo" con el PP.

Creen en Moncloa que, de lograrse, se enviaría un mensaje positivo a los ciudadanos porque la puerta a un desbloqueo de la gobernabilidad quedaría al menos entreabierta. Es era el único punto de inflexión al que había aspirado el candidato popular, con la vista puesta en la reunión de casi una hora que ha mantenido con el secretario general de los socialistas en el Congreso y, mañana, con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Los dos han posado sonrientes para las cámaras antes de empezar el encuentro, que se ha celebrado en la antesala del comedor de gala de la Cámara Baja, donde han tenido lugar otros encuentros entre ambos, y se han dado dos largos apretones de mano, primero de pie y después ya sentados.

Nadie en Moncloa espera un cambio en las posiciones de ambas fuerzas en estos primeros encuentros. La única oportunidad que acarician es la de que ambos se avengan a "intercambiar papeles" y discutirlos. De ser así, Rajoy designaría de inmediato una comisión dispuesta a hablar "sin descanso" con los interlocutores que decidieran ambos partidos.

Sería entonces cuando los populares sacarían a relucir las "decenas de papeles" que se han elaborado en Moncloa desde el pasado 20-D y que se han ido refrescando y actualizando a medida que pasaba el tiempo, se sucedían los acontecimientos y se perfilaban las posiciones de las fuerzas políticas que son clave para destaponar la investidura y la formación de Gobierno.

En este momento, Mariano Rajoy a lo más que aspira es a una abstención mínima del PSOE -la de C's la tiene asegurada- para desbloquear la situación. Una abstención por la que estaría dispuesto, añaden en su entorno, a ofrecer contrapartidas.

"Si permiten que se abra una negociación, sería una buena señal, habríamos dado un paso sustancial", insisten en Moncloa y recuerdan que, por ejemplo, ésa fue la actitud que el partido de Rivera adoptó ante Susana Díaz y Cristina Cifuentes para que se formaran los Gobiernos de Andalucía y Madrid.

Rajoy: 'Si el PSOE vota NO, habrá terceras elecciones'

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.