Rivera confirma que Ciudadanos se abstendrá para facilitar la investidura de Rajoy

rajoy-rivera-saludo

Café a primera hora para la conjura. La Ejecutiva de Ciudadanos desayuna al lado de su sede, aroma de cambio. Albert Rivera es el último en llegar. El presidente de Ciudadanos confirma su giro estratégico, la rectificación a su planteamiento: el veto a Mariano Rajoy es definitivamente agua pasada.

Su partido se abstendrá para facilitar que el líder del PP sea investido presidente, pese a que se pasó meses argumentando que no era su candidato. En la primera votación se decantará por el "no", pero en la segunda optará por la abstención.

"Un Gobierno en minoría es la única alternativa que tenemos al bloqueo. A pesar de que no vamos a apoyar, de que no vamos a entrar en un Gobierno con el que no compartimos sus principios y valores, tenemos que escoger entre lo malo y lo menos malo", ha sido la justificación de Rivera a la rectificación de su estrategia.

Cabe recordar que el pasado 16 de junio, en la campaña electoral, Rivera dijo tajante: "Sí, descarto una abstención de Ciudadanos. Nosotros no queremos que Rajoy gobierne". Ahora facilitarán que continúe en La Moncloa.

La decisión, aprobada por "unanimidad" por la Ejecutiva del partido naranja, ya fue insinuada por Rivera tras su reunión del martes con Rajoy. Y todo pese a tras hora y media de conversación, el presidente de Ciudadanos explicó que el presidente del Gobierno en funciones no le había trasladado ninguna propuesta específica que hubiera motivado su cambio de opinión.

Ha insistido en esa idea, que no lo hace a cambio de nada, si no para desbloquear la situación y que la Legislatura arranque. "Si tenemos que escoger entre bloquear y que España se ponga en marcha, preferimos que se ponga en marcha. Y para eso los partidos tenemos que ser responsables".

Desde la dirección de Ciudadanos insisten en descartar el "sí" y siguen en la posición de no entrar en un Gobierno presidido por Rajoy. Es la posición a día de hoy. Pero, por ejemplo, durante la negociación con el PSOE que desembocó en el pacto del Abrazo el tránsito fue no-abstención-sí. Y Ciudadanos está dispuesto a negociar con el PP, al menos, el techo de gasto, el objetivo de déficit o los Presupuestos.

Rivera ha comunicado el giro estratégico en el momento en el que Pedro Sánchez comenzaba su reunión con Rajoy. Un hecho nada casual. El presidente de Ciudadanos hablará con el líder del PSOE durante la jornada de hoy para transmitirle la necesidad de que la Legislatura debe arrancar y que no debe bloquear un Gobierno en minoría del PP. Esto es, Rivera, desde el centro, volverá a ejercer de intermediario entre los dos grandes partidos.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.