Puigdemont denuncia a la UE desde Bruselas 'el fascismo español'

puigdemont-alcaldes-bruselas

Al borde de las 17.30 de la tarde, media hora después de lo previsto por la organización, el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, y sus consellers huídos (Comín, Ponsatí, Serret y Puig) han entrado en la sala principal del Bozar, un popular centro cultural del centro de Bruselas, para participar en el acto impulsado por cerca de 200 alcaldes llegados de toda Cataluña.

Puigdemont ha comenzado su intervención agradeciendo a los miembros de la N-VA, la derecha nacionalista flamenca, "por la solidaridad, amistad, compromiso" con su causa. El president cesado ha dicho que "los ciudadanos se preguntan por qué no hay reacción de Europa" y se ha dirigido directamente a las autoridades comunitarias.

"¿Es esta la Europa que quieres, Tajani? ¿La que manda a un gobierno a la prisión? ¿Juncker, Tajani, aceptarán ustedes los resultados de los catalanes el 21 de diciembre? Si los ciudadanos siguen apoyando al Gobierno, al Parlamento que quiere un estado independiente, ¿seguirán ayudando al señor Rajoy en su golpe de Estado y la restricción de libertad? ¿Es esa la Europa que quieren?".

Buscando la complicidad de una audiencia exterior, el presidente cesado ha señalado que "De Felipe V a Felipe VI, desgraciadamente, nuestra historia está llena de suspensiones, intervenciones, golpes de estado, encarcelamientos, persecuciones, prohibiciones.. pero la sociedad catalana ha salido reforzada, más decidida a defenderse".

Y ha atacado al Gobierno español asociándolo al fascismo. "El fascismo español, ayudado por el nazismo, fusiló a Lluís Companys. No lo vamos a olvidar (...) Hoy, en 2017, este fascismo, con impunidad total, participa en las manifestaciones convocadas por el partido del Gobierno de España. Esto es lo que hay ahora en España, esto es lo que hay ahora en el clan del 155".

Y ha animado a los alcaldes y los ciudadanos a seguir peleando. "La vía de la violencia, de la imposición de la fuerza, jamás. Sólo hay un camino para la república independiente. No nos sirve ningún otro, es la democracia", ha afirmado.

Entre varas al aire y gritos de "libertad" y "presidente", Puigdemont se ha abrazado con los responsables de las dos asociaciones convocantes, la Associació de Municipis per la Independència (AMI) y la Associació Catalana de Municipis (ACM).

El local, reservado por los eurodiputados independentistas Ramon Tremosa, Josep Maria Terricabras y Jordi Solé, es el mismo que hace apenas unas semanas usó la embajada de España en Bélgica para la Fiesta Nacional del 12 de octubre

Viaje pagado 'con fondos de los ayuntamientos'

Los alcaldes han volado desde Barcelona con un chárter. "Cada uno ha pagado lo suyo", ha garantizado Neus Llovera, presidenta de la AMI. Los regidores han explicado que algunos lo han pagado ellos de su bolsillo y otros con fondos de los ayuntamientos, según el criterio de cada uno. "Hemos puesto 300 euros y han organizado el viaje", han confirmado media docena de regidores. Han salido esta mañana en avión, se han desplazado en autocar por la ciudad y regresarán esta noche.

Los alcaldes se han hecho una foto y cantado el himno con una pancarta que pedía "libertad para los presos políticos". Un acto de apenas 45 minutos ante los medios. Al otro de lado de la plaza de Schuman, frente a las sedes del Consejo Europeo y la Comisión, algo más de 100 ciudadanos con banderas de España se han manifestado con gritos de "viva España y visca Cataluña". No ha habido ningún incidente.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.