Podemos prohibirá los piropos y los incluirá en su 'Ley de Violencias Sexuales'

 unidos-podemos-piropos

La campaña de la Junta de Andalucía, 'No seas animal', en la que se trataba de concienciar acerca del uso de los piropos, silbidos y miradas que los hombres profesan a las mujeres, ha levantado polémica, ya no solo en las redes sociales, sino también entre los partidos políticos.

Unidos Podemos está preparando en el Congreso una Ley de Violencias Sexuales en la que se regulará el acoso callejero -en ese apartado entrarían los piropos-. De hecho, la formación morada se ha mostrado de acuerdo con el ejecutivo de Susana Díaz y no duda en calificar de 'violencia machista' los comportamientos que se describen en ese vídeo y que ahora pretenden regular.

La diputada de En Marea, Ángela Rodríguez, ha asegurado a Europa Press que es necesario tomar cualquier medida que se tome en relación a este tema. "Nos preocupa lo descompensadas que están la prevención y detección de las violencias sexuales fuera del ámbito doméstico", ha señalado, para apuntar que este tipo de situaciones "dejan ver cómo el Gobierno asume que algunas violencias son más que otras".

Aunque la ley no está aprobada y se desconoce cómo se regulará este tipo de comportamientosm desde Podemos miran y buscan ejemplos en Europa. En el caso de Bélgica, se multa con 50 o 1.000 euros el uso de los piropos. En Francia, desde septiembre se está debatiendo una iniciativa legislativa que pretende prohibir los piropos y multarlos. Portugal, también ha regulado el acoso callejero incluso con penas de cárcel.

El único partido que ha dado respuesta a la propuesta de la formación de Pablo Iglesias ha sido Ciudadanos. Mientras que el PSOE ha apoyado está iniciativa y ha defendido la campaña de Díaz en Andalucía. "Lo que hace la Junta es cumplir el acuerdo" firmado en el Congreso contra la violencia de género y demostrar que las regiones ya están "haciendo su trabajo" en esta materia. Ángeles Álvarez, portavoz socialista de igualdad, ha dado la "bienvenida" a este tipo de iniciativas porque, a su juicio, "era urgente meterle mano" al tema del acoso callejero.

Albert Rivera se ha mostrado como la voz opositora a esta nueva regulación. "Se quiere regular todo. A mí no me gusta prohibir las cosas de por sí. Me gusta prohibir los delitos, lo punitivo. No me gusta prohibir la actitud de alguien si se respeta la ley. Si un piropo es para halagar a alguien y se respeta a todo el mundo no sé cómo prohibirlo. Si un piropo es ofensivo se puede denunciar, por supuesto. No son dos bloques enfrentados sino absolutamente compatibles, ni hay que escoger: defensa de los derechos de las mujeres y la libertad", ha apuntado el líder de Ciudadanos.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.