Sí, se puede... ser unos delincuentes. ¿Busca Podemos en las cárceles a sus candidatos?

iglesias rico

El Rincón de la Becaria: 'Dentro de la política. Fuera de la Ley'

“IU y Podemos presentan a una okupa y a una condenada por asesinato como candidatas a la alcaldía de Ávila”. Esta es la noticia que se publicaba en este mismo medio hace unos días. A pesar de que estos son los nuevos fichajes estrella del partido, la presencia de delincuentes condenados por sentencia firme no es ninguna novedad. Los hemos tenido incluso en el Congreso, es el caso de Alberto Rodríguez (para los que no le pongáis cara, el que entraba a la sede de la soberanía nacional con rastas y tatuajes), que fue condenado por agresiones a policías y llegó afirmar en redes sociales que volvería hacerlo.

[IU y Podemos presentan a una okupa y a una condenada por asesinato como candidatas a la alcaldía de Ávila]

El listado de reos por agredir a policías y guardias civiles es más amplio, pero llama la atención la presencia de procesados por otra índole de delitos más socialmente criticados (especialmente por las feminazis). Nos encontramos a Pedro de Palacio, que a pesar de que dimitió, llegó a ser parte de las listas de Podemos después de cumplir condena por abusar sexualmente de una niña de 5 años. Todos nos perdimos la manifestación contra ese abuso y contra Podemos por contar con ese candidato en sus listas.

La enumeración de delincuentes entre las filas de Podemos es bastante más extensa, pero con este pequeño repaso y la nueva incorporación de candidata asesina de Ávila es suficiente para darnos cuenta de que cuando la izquierda dice que siente miedo de la derecha, lo único que podemos hacer es reírnos.

[Detenida otra podemita que tenía secuestrada a su hija]

¿Cómo puede un partido permitir esto en sus listas? ¿Como pueden exhibir su simpatía por estas personas sin ningún tipo de pudor? ¿cómo puede la sociedad dar respaldo a estos candidatos? Y esta última cuestión es la más preocupante, dado que sin el apoyo de los ciudadanos un partido o un candidato no serían nada.

Antes de entrar en estas cuestiones, es pertinente recordar las portadas y titulares que generan presuntas irregularidades de candidatos de otros partidos. Y conviene resaltar lo de presunto, porque muchas veces los que se llenan la boca hablando de derechos se olvidan de la presunción de inocencia. Otras muchas veces, ni siquiera estamos ante presuntos delitos, estamos ante una cacería mediática que buscar dar con cualquier tropiezo del pasado o cualquier cuestión que pueda dar polémica. El caso más reciente lo encontramos en VOX, con Fernando Paz. Aunque sus ideas en ciertos asuntos sean cuestionables, no es comprensible que se condene tanto a un candidato por unas declaraciones realizadas en el pasado, y se acepte que asesinos, narcotraficantes y defraudadores accedan a la política.

[Fernando Paz renuncia a ser candidato de VOX, víctima de las 'fake news']

Al final esto es una manifestación más de la doble moral de la izquierda. Si eres un asesino de izquierdas eres un héroe, y el ejemplo perfecto de esto es el “señor” Otegi. Sin embargo, si eres de derechas incluso llevando una vida dentro de la Ley, eres escoria y un fascista. Muchos podemitas, con su buenismo y superioridad moral se atreven a decir que estos asesinos ya han cumplido la deuda con la sociedad. Me gustaría saber que opinan las familias de las víctimas.

Otra cuestión que es imposible no plantarse es: si por la democracia representativa, las personas votan a aquellos con los que se sienten representados, los resultados de los partidos que en sus listas tienen a este tipo de escoria es lo que realmente debería hacernos sentir miedo, pero son los votantes de este tipo de partidos los que hablan del miedo que les da la “ultraderecha” de VOX. Me imagino que el pánico que sienten es a perder las pagas y los chiringuitos que mantenemos entre todos, realmente no llego a entender que otro miedo puede dar el partido de Abascal.

[Pablo Iglesias se quita la careta: Podemos pide la 'amnistía total' para los terroristas de ETA]

La simpatía de la izquierda por con delincuentes y asesinos, no es ningún secreto a pesar de que los medios prefieren no darle mucha publicidad. Supongo que es el desconocimiento de las personas que forman Podemos, lo que hace que algunos aplaudan cuando Pablo Iglesias viene a hablarnos de derechos fundamentales. Nunca olvidaré cuando apareció en el debate de Antena 3 con la Constitución, debe ser que dejó de usarla como papel higiénico por un día. Hay que ser muy ruin para hablar de los derechos que nos reconoce la Constitución y hablar Derechos Humanos a la vez que se alaba la situación de Venezuela.

En este país cada vez se intentan normalizar cosas que están muy lejos de ser normales, hemos permitido que personas que no respetan ni conocen las leyes se acerquen a ellas, y que además nos hablen de mejorar nuestras condiciones de vida aquellos que han puesto fin a la vida de otras personas.

[Iglesias y Garzón apoyan a Maduro en Venezuela desde sus chalets de lujo en Madrid]

Autor: Alicia del Río

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.