Pedro Sánchez se la clava a Mertixell Batet

 sanchez batet

La crisis del coronavirus nos está trayendo un huracán político sin precedentes. Las múltiples rectificaciones sobre la marcha del Gobierno de Pedro Sánchez, instalado en la improvisación constante, están dejando un desastre nacional a todas luces desconocido para varias generaciones de españoles. A los más de 25.000 muertos, según cifras oficiales, se unen los terroríficos datos económicos y una histórica caída del PIB, que no sitúa ya a la altura de los años más duros de la Guerra Civil. España va directa hacia el abismo de su autodestrucción. Nada será igual después de la terrible pandemia del Covid-19.

España sufre la mayor crisis desde la guerra de Cuba (1898)

Pedro Sánchez y sus miradas 'censoras'

Vivimos en una época digital en la que todo queda registrado. El Gran Hermano orwelliano, mal que le pese a algunos, no solo es propiedad del poder. Pedro Sánchez ha quedado retratado por una penetrante mirada que ha lanzado a la actual presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, para que cortara de raiz la durísima intervención de Edmundo Bal, diputado y portavoz de Ciudadanos. El antiguo Abogado del Estado, que ya fue purgado por Moncloa por no querer plegarse a los pactos del Gobierno con los independentistas durante el juicio del procés, estaba disparando un mordaz ataque frontal contra la gestión del Ejecutivo en la crisis del coronavirus.

En ese preciso momento, las cámaras apuntaban a un Sánchez que, sin ser consciente del todo de que le estaban grabando, lanzaba una mirada a la posición que ocupa su compañera de partido y presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, para que cortara de golpe al diputado. Si una imagen vale más que mil palabras, los 19 segundos que dura el vídeo son pura poesía para los sentidos. Sánchez manda y Batet, sumisa, obedece al jefe.

El diputado de Vox por Cádiz y militar en la reserva, Agustín Rosety Fernández de Castro, era una de las personalidades políticas que se hacía eco y denunciaba públicamente el gesto del presidente: "Aquí tenemos a Pedro Sánchez haciendo una “seña de mus” a su amiga Batet para que corte a un diputado en el legítimo uso de la palabra. A este gobierno totalitario le molesta la crítica. Son alérgicos a la democracia".

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, los dos machos alfa de la izquierda de nuestro país, que alardean y se llenan la boca de feminismo y del 'todos y todas' mientras actúan como auténticos gallos en un corral de gallinas desbocadas. Que sepan quien manda aquí. A ver si Batet no va a hacerle caso al jefe y después, entre bambalinas, tiene que darle unos azotes en el culete. La democracia es lo que ellos dicen. Más allá de la adhesión unilateral al discurso oficial, solo existe el odio. Libertad de expresión hecha a medida. Pero recuerda: el fascista, eres tú.

Crecen los rumores: Pablo Iglesias deja a Irene Montero por la nueva asesora de Podemos


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.