España | Política

Pablo Iglesias culpa a los españoles del batacazo electoral de Podemos

pablo-iglesias-fortapache

Pablo Iglesias no asume errores por haber perdido más de un millón de votos en apenas seis meses. Es más, considera que la coalición entre Podemos e IU estaba funcionando tan bien y tenía tantas posibilidades de ganar que ésa acabó siendo la razón por la que muchos de sus simpatizantes se echaron atrás en el último momento. Porque les pudo "el miedo a lo nuevo".

Así, cinco días después de la "frustración" de sus expectativas y del "fracaso de las encuestas", la autocrítica del líder de Podemos pasa por encontrar responsabilidades de lo sucedido más fuera que dentro del partido. Una posición que no comparten otros destacados miembros de Podemos y de las confluencias, como Íñigo Errejón o Mónica Oltra (Compromís), que han señalado como causa principal que la alianza con IU no había "funcionado" porque les encerró en el margen izquierdo del tablero político.

En cambio, Iglesias tiene otra teoría distinta y así la ha expuesto en la introducción de su programa de debate Fort Apache. El líder de Podemos señala que ya se dio cuenta en diciembre con Errejón de que eran una fuerza política "que provocaba mucha simpatía" y que podría recibir el voto de personas alegres por su "irrupción" y por poner "en apuros" a los grandes partidos. "Pero entonces razonábamos que esa gente no nos votaría si nos veía como posibles ganadores", explica. Sí para agitar el tablero, pero no para gobernar.

"Estos votantes han sido la clave para entender lo que pasó en las últimas elecciones: tienen simpatía por nosotros, agradecen el meneo que le hemos dado en la política española, responden a un encuestador que nos van a votar, pero ante la evidencia de que podíamos gobernar deciden finalmente no votarnos", continúa Iglesias. La desmovilización vendría entonces por los mensajes del propio Iglesias dando por hecho el sorpasso al PSOE y anunciando un "empate técnico" con el PP por la victoria.

¿Qué nos pasó el 26J? Aquí mi opinión en @Fort_Apache_. Ahora, debatamos https://t.co/jeZKNfVBDU

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) 1 de julio de 2016

En este sentido, Iglesias cree que el pacto con IU funcionó tan bien que, como suele decirse, murió de éxito. "Si el acuerdo con IU nos hizo daño fue porque nos relanzó inmediatamente como fuerza hegemónica, no porque IU provoque más miedo que nosotros", sentencia Iglesias, que no cree que les situara "en el temido margen izquierdo del tablero", como piensan otros compañeros.

Por ello, la conclusión del líder de Podemos es que "la clave" que explica el resultado de Unidos Podemos el 26-J fue "el miedo a lo nuevo". Que encima se vio alimentado por el Brexit. Aunque en campaña rechazaba que pudiera tener influencia, ahora Iglesias considera que sí contribuyó "en la dirección de confirmar esos temores al cambio".

En su reflexión, subraya que no fueron "determinantes" los dos factores que más repiten los analistas y otros miembros de Podemos para explicar el fiasco: la alianza con IU o la campaña de "bajo perfil". Según explica Iglesias, los "adversarios" de Podemos "insistirán" en ellas porque son hipótesis que "contribuyen a alentar el enfrentamiento interno" entre las distintas familias de Podemos, pero que no tuvieron la influencia que se dice.

Cabe recordar que los primeros que han apuntado esas causas son los propios miembros de la formación morada. Errejón señaló que la confluencia con IU no había funcionado y que había que evaluar su continuidad mientras que Juan Carlos Monedero lamentó una campaña que fue "errónea" por "primar el marketing antes que el contenido".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.