Pablo Casado la lía tras comparar a su hermano médico con las camareras de pisos

pablo-casado-pp

El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, se ha convertido este lunes en trending topic nacional después de que en el Club Siglo XXI comparase el trabajo de su hermano médico con el de las limpiadoras de los hoteles.

"¿Si la economía va tan bien, por qué las camareras de piso cobran dos euros por limpiar cada habitación?", preguntó una de las trabajadoras, que lamentó que tengan que limpiar "400 habitaciones al mes para cobrar 800 euros" al mes.

"Tenemos que mejorar las condiciones laborales. No es sólo un problema que pueda tener tu equipo. Las cifras que das, son las consultas que pueden tener mi hermano, que es médico en un hospital público", dijo ante la carcajada generalizada de los presentes.

Las palabras de Casado se producen, precisamente, en un momento en que las camareras de hotel están denunciando las condiciones en las que trabajan y que puso en evidencia hace unos meses Ernest Cañada en el libro 'Las que limpian los hoteles'. En esas páginas denuncian la precariedad, la sobrecarga de trabajo y la eventualidad que sufren.

La peculiar comparación de Casado no ha tardado en viralizar como la pólvora en Twitter, un terreno que la izquierda ha convertido en su particular campo de batalla virtual.

El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, se ha convertido este lunes en trending topic después de que en el Club Siglo XXI comparase el trabajo de su hermano médico con el de las limpiadoras de los hoteles.

"¿Si la economía va tan bien, por qué las camareras de piso cobran dos euros por limpiar cada habitación?", preguntó una de las trabajadoras, que lamentó que tengan que limpiar “400 habitaciones al mes para cobrar 800 euros”.

"Tenemos que mejorar las condiciones laborales. No es sólo un problema que pueda tener tu equipo. Las cifras que das, son las consultas que pueden tener mi hermano, que es médico en un hospital público", dijo ante la carcajada generalizada de los presentes.

Las palabras de Casado se producen, precisamente, en un momento en que las camareras de hotel están denunciando las condiciones en las que trabajan y que puso en evidencia hace unos meses Ernest Cañada en el libro Las que limpian los hoteles. En esas páginas denuncian la precariedad, la sobrecarga de trabajo y la eventualidad que sufren.

 

La peculiar comparación de Casado no ha tardado en viralizar como la pólvora en Twitter, un terreno que la izquierda ha convertido en su particular campo de batalla virtual.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.