Marine Le Pen: 'Podemos existe porque no hay un Frente Nacional en España'

marine-le-pen

Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional a las elecciones de la República Francesa, podría llegar al Eliseo en los comicios del próximo mes de mayo. Con un discruso identitario y rupturista con la Unión Europea, la dirigente de la derecha alternativa ha logrado ubicarse ya en cabeza de todos los sondeos.

En una extensa entrevista que publica este miércoles la revista Vanity Fair, la dirigente se reafirma en su promesa de acabar con el euro en Francia y restablecer las fronteras del país y, aunque marca distancia con partidos como Podemos, justifica su auge porque "no hay alternativas" a la diabolización del patriotismo a causa de la dictadura de la globalización.

"Voy a restablecer las fronteras en Francia. Será mi mensaje al mundo. Si gano, será el fin del euro y seremos más fuertes, porque nuestra moneda reflejará el estado de nuestra economía", proclama.

Para cumplir con su programa electoral, Le Pen tiene un plan trazado: prevé utilizar agentes de aduanas en los controles fronterizos, inspeccionar los trenes que transiten hacia el país, solicitar visados y, finalmente, resetear Europa. Incluso vaticina que otros países, como España, seguirán sus pasos: "¡Hasta Rajoy se unirá si entiende los intereses de su país! ¡Todos comprenderán que se puede acabar con ese sistema mortífero!", asegura en las páginas de la revista.

Sobre el presidente español también afirma que el hecho de que "un hombre como Rajoy luche contra mí es una excelente noticia, porque él representa el pasado". A principios de año, Rajoy tildó de "catástrofe" que ella pudiera vencer en las presidenciales. En opinión de Le Pen, "todos los partidos políticos que defienden la ideología europeísta deben tener miedo de que gane". Estos partidos representan "al pasado, un mundo que está desmoronándose". "Se aferran a él todo lo que pueden, pero acabarán siendo barridos junto con lo que representan", asevera.

Respecto a la aparición de nuevos partidos políticos en el panorama europeo, como Syriza o Podemos, Le Pen deja claro que "no simpatizo con Podemos. Podemos está inmerso en la única batalla que merece la pena: la batalla contra las políticas impuestas por la Unión Europea. Pero Podemos sólo existe por falta de alternativas, porque no hay un Frente Nacional en España. Su éxito es un éxito por sustitución", sentencia.

Le Pen explica que el auge de partidos como Podemos se debe a que "es más difícil que surjan partidos patriotas en países que tienen un pasado de totalitarismo, como España o Grecia". En ellos, "la diabolización del patriotismo es más intensa y eficaz y la extrema izquierda ocupa su lugar para representar la ira del pueblo", defiende.

La candidata se define como "laica", algo que en el debate francés se entendería como desconfiar del islam. "He sido una de las primeras personas en defender la laicidad enfrentándome a los católicos tradicionalistas de partido, ¡y me han tachado de izquierdista!", afirma. Le Pen aboga por prohibir los signos religiosos manifiestos en la calle, y tiene su punto de mira en el hiyab musulmán. "¡Bastaría con que los musulmanes renunciaran al velo! ¡A diferencia de lo que se dice de mí, yo no estoy en contra de los musulmanes!", asegura.

Tras el primer debate presidencial televisado, las encuestas dan un 27% en intención de voto a Le Pen, seguida de cerca por el liberal Emmanuel Macron (24%) y situando al conservador François Fillon en una rezagada tercera posición (18%), según los datos de Europe Elects. Un sondeo de Ifop Fiducial publicado por Reuters da unas cifras similares: 26%, 25,5% y 17,5%, para los tres candidatos, respectivamente.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.