La extrema izquierda agrede a los españoles sin techo acampados en Cibeles

antisistema

El Hogar Social ha denunciado en un vídeo difundido a través de las redes sociales, la agresión sufrida por algunas de las familias españolas que, tras ser desalojadas del edificio que estaban ocupando en Banco Madrid, en la plaza Margaret Thatcher de la capital de España, decidieron acampar en Cibeles hasta que el Ayuntamiento de Manuela Carmena “tal y como hace con los refugiados e inmigrantes ilegales” les ofrezca una “alternativa habitacional” en la que poder instalarse.

Recordemos que el HSM es una entidad sin ánimo de lucro que presta ayuda social y soporte vital a las familias españolas más desfavorecidas.

Según relata Melisa Ruiz, portavoz del grupo identitario, activistas de extrema izquierda han atacado salvajemente a tres de las personas que se han quedado sin casa y han decidido acampar e instalarse al raso en señal de protesta.

“Han decidido que la manera de ayudar a estas personas que no tienen nada es propinándoles golpes, insultándoles y llamándoles de todo, al grito de putos nazis de mierda”, explica en la grabación.

“La violencia extrema a la que puede llegar esta izquierda, es tan triste, tan mala para la democracia, que no pude haber impunidad ante estos ataques par aquellos que se creen completamente libres para agredir en nombre de sus ideas”.

Desgraciadamente, este no es el primer ataque que sufre el Hogar Social por parte de la extrema izquierda, que ha convertido los saqueos, los asaltos y las agresiones contra la organización y las familias españolas en una constante que se viene repitiendo con total impunidad durante los últimos meses.

Los mismos que luego se llenan la boca de libertad y tolerancia, dan lecciones de democracia, o piden acoger a los inmigrantes del Aquarius y a los miles de refugiados que llegan desde los países musulmanes. Maldita hipocresía. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.