▶️ Polémica por las risas entre Iván Espinosa, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas en el Congreso

 espinosa arrimadas iglesias

Una conversación amistosa entre líderes de formaciones políticas antagónicas ha acabado, al final del día, casi en una crisis política entre posibles socios de Gobierno.

Uno de los momentos más llamativos y polémicos de este 6 de diciembre, se ha producido en el saló de los Pasos Perdidos del Congreso, durante el acto institucional en el aniversario de la Constitución, con la animada conversación y las risas entre Pablo Iglesias (Podemos), Inés Arrimadas (Ciudadanos) e Iván Espinosa de los Monteros (Vox). Una imagen que ha llamado poderosamente la atención. Parecían tres amigos de cena de empresa. El tono de la charla derivó tan amistoso que sorprendió a muchos de los presentes. Enemigos acérrimos partiéndose el pecho a carcajadas.

La respuesta molestó, sobre todo y en un primer momento, a la cúpula del PP. Su secretario general, Teodoro García Egea, tuiteó las imágenes en vídeo de ese corrillo relacionando la votación de esta semana para la Mesa del Congreso con el “compadreo” entre Espinosa e Iglesias, al que tilda de “la mayor amenaza para el futuro de España”.Y se preguntó: “¿Es útil Vox para la izquierda?”.

¿Habría que recordarle al bueno de Teo el amistoso compadreo de su líder, Pablo Casado con el secretario general de Unidas Podemos al final de los debates electorales? Una animosa charla a la que se unió incluso su señora y que llamó poderosamente la atención a muchos telespectadores.

Pablo Iglesias se engancha con Rufíán

Pero la polémica más grave llegó cuando Pablo Iglesias, publicó casi al final de la jornada este mensaje en su Twitter: "Esta nochebuena en muchas familias habrá votantes de UP, de partidos independentistas, de Vox, del PSOE o de cualquier otro. Igual que en las cenas de trabajo o de la clase de la facultad. Y hablarán y se reirán. Eso no es una falta de coherencia política, sino condición humana". E ilustró el tuit con cuatro fotos, la del corrillo de este viernes en el Congreso con Iván Espinosa de los Monteros e Inés Arrimadas, otra suya con Oriol Junqueras (el líder de ERC), otra más en la que él no sale de Gabriel Rufián y un militante de Vox, y otra final del propio Iglesias con Mariano Rajoy.

Y como era de esperar, Rufián tardó poco en entrar al trapo contestar ese tuit y lo hizo directamente contra Iglesias y con munición pesada: "Qué cobarde equiparar a quien está en una celda por sus ideas con tu compadreo de hoy con los dirigentes del partido que le pedían 75 años en el juicio que le llevo a dicha celda. Y aún más cobarde cuando sabes que no se puede defender, vicepresidente'".

Iglesias ha respondido poco después al mensaje de Rufián: "Equiparación ninguna. Con Junqueras y con muchos de vosotros compartimos valores e ideas. Hablo de condición humana. Y lo dice el hijo y el nieto de quien también estuvo en la cárcel por sus ideas combatiendo la dictadura. No pretendía ofender (y creo que lo sabes). Abrazo".

La relación personal y política de Iglesias y Rufián no es buena desde hace tiempo. El líder de Podemos ha recordado esta misma semana que lo bueno sería que ERC siguiera la senda que dejó marcada su anterior portavoz, Joan Tardá, y no la actual de Rufián. El portavoz de ERC ha cuestionado varias veces en público el papel de Iglesias ante las recientes votaciones de investidura de Pedro Sánchez. Y estos son los que tienen que guiar el futuro Gobierno de España. En manos de quien estamos. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.