España | Política

El PSOE exige al Gobierno sacar a Franco y a José Antonio del Valle de los Caídos

valle-caidos

"El olvido no es una opción para una democracia". Con esta frase incluida en la exposición de motivos, el PSOE justifica la necesidad de reparar la situación de las víctimas del franquismo. O mejor dicho, de terminar de repararla, porque los socialistas recuerdan en la proposición que han registrado esta misma mañana en el Congreso que la Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007, no cuenta con fondos para su aplicación.

El presupuesto que ahora reclaman los socialistas tiene como objeto entre otras cuestiones retirar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de Los Caídos, así como proceder también a la exhumación de los restos de José Antonio Primo de Rivera para su reubicación, en este caso, "en un sitio no preeminente del edificio".

El PSOE plantea la necesidad de afrontar de forma "urgente" las recomendaciones recogidas en el informe que realizaron los expertos sobre el futuro del monumento funerario en noviembre de 2011. Así debería dejar de ser un "lugar de memoria franquista y nacional-católica para convertirlo en espacio para la cultura de la reconciliación, de la memoria colectiva democrática, y de dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura".

La proposición no de ley reclama además excluir de todo tipo de subvención o ayuda pública a cualquier organización o entidad que "ensalce o defienda la Dictadura o la figura del dictador Franco, el nazismo, la xenofobia o cualquier otra expresión de carácter discriminatorio o vejatorio para las víctimas". A ello añaden la elaboración de un censo completo de las infraestructuras y obras realizadas con trabajos forzados de represaliados y colocar en ellas placas informativas en memoria y homenaje de quienes se vieron obligados a trabajar en ellas.

En el texto se reclama igualmente un mayor apoyo institucional, legal y financiero a los familiares y asociaciones de víctimas; la reapertura y potenciación de la Oficina de Ayuda a Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura e impulsar la retirada de símbolos y monumentos que honran la memoria de los vencedores o conmemoran el conflicto civil o la dictadura; la localización y exhumación de fosas e identificación de los cadáveres a los que deberá proporcionarse un entierro digno. Para llevar a cabo esta tarea, el PSOE considera conveniente estudiar la posibilidad de crear bancos de ADN "con la urgencia y celeridad a que obliga la avanzada edad de muchos de los familiares de las personas desaparecidas".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.