El PP ofrece la Presidencia del Congreso a Ciudadanos a cambio del 'sí' a Rajoy

pp-ciudadanos

El PP avanza con decisión hacia el acuerdo con Ciudadanos, confiado en que finalmente votarán a la investidura de Mariano Rajoy. En el partido se asume ya con mucha normalidad ceder a la formación naranja la presidencia del Congreso o que entren en el Gobierno, a cambio de que Albert Rivera avance de la abstención al voto positivo.

Distintas fuentes populares se han pronunciado a favor de estas renuncias, a pesar de que la negociación la maneja personalmente el presidente y no han trascendido sus propósitos. Rajoy mantiene contactos discretos con Pedro Sánchez y con Albert Rivera y está volcado en conseguir el voto favorable de Ciudadanos y la abstención del PSOE. Por este orden.

Fuentes populares señalan que podrían dar a Ciudadanos la presidencia del Congreso «si eso sirviera» para obtener el sí a la investidura. Ya estaba previsto proporcionarles un puesto en la Mesa (vicepresidencia o secretaría), a cambio de la promesa de su abstención. Ahora se trataría de sumar la presidencia a este pacto como contrapartida al voto afirmativo. Una circunstancia que fuentes de la dirección del PP en ningún caso descartan aunque mantienen que tal vez es un trueque «demasiado fácil y evidente» para ellos. Una reflexión que también sería aplicable a la posibilidad de que acepten entrar en el Gobierno.

En el PP se ha instalado como factible la opción de que pueda haber ministros de Ciudadanos. A pesar de que el partido naranja, en los pactos de Gobierno que ha cerrado en comunidades como Madrid, Andalucía o La Rioja, siempre ha renunciado a entrar en el Ejecutivo, fuentes populares defienden que para ellos sería la forma idónea de visualizar que el sí a Rajoy les proporciona algún rédito. Esta hipótesis choca frontalmente con el relato que hasta ahora ha hilvanado Ciudadanos, dispuesto a facilitar la investidura pero no a sostener o participar de un Gobierno del PP.

No obstante, el propio Rajoy no ha desdeñado nunca que en su gabinete haya ministros de otro color político aunque con la mente puesta, fundamentalmente, en el PSOE. El dirigente popular se ha mostrado siempre partidario de 'la gran coalición', que habría supuesto entregar a los socialistas una vicepresidencia y varios ministerios. Esta fórmula es del agrado de Rajoy y es la que dirigentes del partido defienden también que sería la manera de culminar el acuerdo con Ciudadanos.

En el PP dan por hecho que Rajoy, como él mismo dijo en una conversación privada con periodistas esta semana, se presentará el 2 de agosto a la investidura. Muchos dirigentes populares incluso están convencidos de que la ganará, y aseguran que el presidente ya trabaja en el discurso que pronunciará en el Congreso.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.