España | Política

El franquismo hace llorar a Pablo Iglesias en el Congreso 43 años después de muerto

pablo iglesias llora

El clima político español sigue subiendo de revoluciones.

La sesión de control al Gobierno de este miércoles, con la moción de censura a menos de 24 horas, ha sido de las más tensas que se recuerdan en los últimos tiempos. El momento de más nervios se ha vivido a cuenta de la condecoración concedida en su día a Juan Antonio González Pacheco, apodado 'Billy el Niño', inspector de la Brigada Político Social durante el franquismo, que Podemos ha pedido a Interior que retire.

La intervención ha acabado por provocar las lágrimas de Pablo Iglesias tras relatar las torturas que syoyestanebte sufrieron algunos de los presentes en la tribuna de invitados del hemiciclo.

Juan Ignacio Zoido ha alegado que “nadie ha pedido oficialmente retirar esa condecoración” y que, en todo caso, ha recordado que se le fue impuesta “hace 40 años” y que, “no lo hizo este Gobierno”. El dirigente ha recordado que, antes que este Gobierno, hubo otros del PSOE que tampoco se la quitaron.

Iglesias replicaba a Zoido “este gobierno tiene competencias para retirarla” y, a renglón seguido, leía varios testimonios de torturados que explicaban las barbaridades supuestamente cometidas por el policía.

La respuesta de Zoido, ha irritado todavía más a la bancada podemita, especialmente al diputado Rafael Mayoral, cuyas quejas han obligado a Ana Pastor a intervenir en varias ocasiones para llamarle al orden, hasta el punto de situarle al borde de la expulsión del hemiciclo.

Zoido ha contestado a Iglesias que “si todo lo relatado por esos testigos estuviese reconocido en una sentencia, ningún diputado dudaría no solo en retirarle la condecoración sino en que además cayese sobre él todo el peso de la ley”. Seguidamente, el ministro ha acusado a Podemos de mezclar cuestiones personales y políticas, lo que ha acabado por irritar a Mayoral, que ha insultado en voz alta al Gobierno

Pastor ha llamado al orden a Mayoral hasta en dos ocasiones evidenciando que a la tercera sería expulsado. Zoido, se ha defendido de las acusaciones de Podemos: “No me van a dar lecciones ni me van a acusar de proteger a un torturador porque no lo he hecho en mi vida”. Al final, Iglesias ha zanjado la cuestión también con la misma contundencia: “Ojalá el ministro o la ministra de Interior que nombre el PSOE retire la medalla a ese malnacido”.

El líder comunista ha finalizado su intervención visiblemente emocionado y levantándose con el puño en alto para saludar a los protagonistas de estos relatos, que seguían la sesión desde la tribuna de invitados de la Cámara Baja. Ya sentado en su escaño, el dirigente de Podemos era consolado por sus compañeros con palmadas en el hombro, mientras trataba de recomponerse y se limpiaba con un pañuelo de papel.

Desde Podemos aseguran que no sólo Iglesias no ha podido evitar llorar en el hemiciclo, sino que “mucha gente nuestro grupo y de otros tenían las lágrimas en los ojos”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.