El Fiscal General avisa: 'Si hace falta, meteremos en la cárcel a Puigdemont'

 maza

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha concedido una extensa entrevista al diario 'El Mundo' en la que desgrana las medidas que puede tomar la justicia española para frenar el referéndum del 1 de octubre. Después de una semana frenética en la que han intensificado su actividad en Cataluña para evitar a toda costa la consulta de autodeterminación, el fiscal asegura que pondrán todo de su parte para frenar el 1-O, pero que "la Fiscalía no es Superman, tenemos nuestras competencias y no podemos evitarlo todo".

En realidad, lo que la Fiscalía puede hacer, y es lo que está haciendo, es dar instrucciones a las Fuerzas de Seguridad para que utilicen todos los medios posibles para recabar efectos de delitos cometidos y evitar que la insumisión se multiplique.

Aunque la actuación de la Fiscalía ha aumentado, todavía puede hacerlo más de cara al referéndum. "El 1-O ya sería un acto ejecutivo nuclear y ahí ya se va a actuar con más energía. Llegado ese momento -que creemos que podemos evitar-, el impedimento tendrá que ser más enérgico.", ha asegurado José Manuel Maza.

Sin embargo, Maza es consciente de que al Estado no le interesa dar una respuesta desproporcionada porque es lo que quieren los dirigentes de la Generalitat. "Estos señores buscan una reacción del Estado desproporcionada, que a ellos les vendría muy bien. Son conscientes de que esta situación que están provocando, al final de los finales, antes y después del 1 de octubre, no tiene salida, y a ellos les gustaría que el Estado tomase una reacción desproporcionada, y hay que actuar con prudencia."

Una de las declaraciones que más han llamado la atención es la afirmación de que es probable que Puigdemont sea detenido para evitar que se celebre el referéndum. "El tema de pedir prisiones yo no lo excluyo en absoluto. Aunque no sé si se hará antes o después del 1 de octubre".

Maza insiste que el Derecho Penal tiene las armas suficientes para impedir el referéndum. Unas armas que puede que se empleen para paralizar la votación ilegal. Tan seguro está el fiscal general que llama a la calma: "A los ciudadanos les transmitiría que estén tranquilos, que esperen y que se va a impedir el referéndum".

José Manuel Maza insiste en que son muchos los delitos que se están cometiendo por parte de las instituciones catalanas y que la justicia responderá. De hecho, no descarta la inhabilitación de los 700 alcaldes que apoyarán la celebración del referéndum cediendo espacios públicos. Además, insiste en que, de haberse utilizado dinero público para los actos del referéndum, estarían cometiendo un delito de malversación, que conlleva penas de prisión.

Otra cosa que ha querido dejar clara el fiscal general es que la prudencia por parte del Estado y no caer en las provocaciones de la Generalitat es la mejor medida que pueden tomar.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.