España | Política

¡Cesado! Pablo Iglesias deja caer a Echenique

echenique podemos

Empieza la purga stalinista en el seno de Podemos tras la triple debacle electoral. Una formación que implosiona mientras sigue en caída libre. 

El argentino Pablo Echenique ha dejado de ser secretario de Organización del partido comunista. Pablo Iglesias, el gran líder, lo ha cesado de manera fulminante. La decisión se produce después de que los principales dirigentes de la formación hayan señalado la "falta de implantación territorial" como una de las consecuencias de su hundimiento.

Según es público y sobradamente conocido en los mentideros periodísticos, Pablo Echenique está directamente enfrentado a nivel político y personal con Irene Montero, la número dos y portavoza del aparato. Y ya sabemos que nadie se mete con la señora del jefe.

Echenique: 'Yo soy más español que Franco'

La relación entre Iglesias y Echenique comenzó en la primera Asamblea de PodemosVistalegre I, en 2014— en la que ambos se enfrentaron por la secretaría general del partido. El fundador ganó la batalla a la corriente anticapitalista, por entonces liderada por EcheniqueTeresa Rodríguez, ahora jefa en Andalucía junto a su marido Kichi y también fuertemente distanciada de la Dirección nacional. Meses despues, tras la accidentada salida de Sergio Pascual, uno de los primeros que dejó Podemos enfrentado con Iglesias, en un medido golpe de efecto para frenar la oposición interna, el secretario general lo colocó en la secretaría de Organización y como número tres, solo por detrás de Errejón, otro de los ilustres caídos.

Este cambio radical en Podemos se produce después de que la formación de Iglesias haya visto como su poder territorial sufría una importante merma tras los comicios del 26 de mayo. A la pérdida de casi un millón de votos y 73 diputados autonómicos, se suman la caída de los llamados ayuntamientos del cambio en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña o Valencia.

Si el 28-A el batacazo ya fue tremendo, el 26-M dejó a Unidas Podemos en la UCI, con las constantes vitales bajo mínimos. Perdieron diputados en todas las comunidades autónomas; han fracasado en su objetivo de ser llave de gobierno en regiones como Navarra, Castilla-La Mancha, Extremadura o Aragón. Se han quedado sin nada. Un cataclismo absoluto y sin precedentes. El último que apague la luz.

Ramón Espinar se rebela contra Pablo Iglesias y se postula como nuevo líder de Podemos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.