Desaparece Izquierda Unida: Garzón confirma que integrará el partido en Podemos

pablo-iglesias-garzon

Pese a ser el líder actual del partido, Alberto Garzón cogió ayer la pala para comenzar a enterrar en el cementerio político el proyecto de IU.

El coordinador federal no mostró ninguna duda cuando mostró su posición favorable a construir un bloque de izquierdas "lo antes posible" con el objetivo de "superar IU". Aunque no ha nombrado en ningún momento a Podemos, la reflexión de Garzón va dirigida en la línea de afianzar y asentar la coalición Unidos Podemos de manera definitiva, más allá de la experiencia actual con motivo de las pasadas elecciones generales. Un posicionamiento que asestaría una puñalada definitiva al partido actual.

Su declaración de intenciones llega días después de que se conociera que un sector Podemos había inscrito en el Ministerio del Interior el nombre del partido Unidos Podemos, sin que todos los miembros de la formación de Pablo Iglesias tuvieran conocimiento de ello, según avanzó El Confidencial. El sector errejonista no habría tenido constancia de que se iba a ejecutar esa decisión.

Con todo, no es la primera vez que Garzón echa una palada de tierra para enterrar el partido que comanda. Su ponencia durante la en la XI Asamblea Federal de IU, celebrada a principios de junio, llamaba a un configurar "movimiento político y social" que fuera "más allá de IU" y que estuviera volcado en los conflictos sociales.

En concreto, la propuesta, que fue respaldada por los órganos de dirección, señalaba que "la tarea de la nueva dirección será la de acometer profundos y ambiciosos cambios para adaptarse a las necesidades de las clases populares. Ello se traduce en constituir una organización más ágil, rápida, democrática y eficaz que trabaje para conformar un verdadero movimiento político y social que vaya más allá de IU".

Tanto en junio, como ayer, no mencionó en ningún momento de manera expresa Podemos. No parece que hiciera falta. Garzón y Pablo Iglesias fueron los principales impulsores de la coalición Unidos Podemos que, sin embargo, no logró mejorar el 26-J los resultados obtenidos por separado por ambas formaciones en las elecciones generales de diciembre.

Garzón, que expuso su apuesta durante la presentanción de una campaña integral contra la precariedad -'Que no nos jodan la vida', se llama- considera que se empiezan a tejer espacios de colaboración con Podemos que van más allá de las instituciones.

Sin embargo, la mano tendida, casi brazos abiertos, mostrados ayer por Garzón, fueron recibidos con una dosis de pausa desde Podemos.

"Somos organizaciones políticas diferentes que tendrán que tener su institucionalidad, pero yo quiero trabajar en un Podemos que entienda que un Unidos Podemos, un En Comú Podem, que en Marea y que todos los que faltan tienen que convivir en un espacio amplio. A nosotros nos toca la humilde tarea de liderar, pero tratando de igual a igual a todas las organizaciones para que ese espacio político crezca y pueda ganar las próximas elecciones", fue la respuesta de Pablo Iglesias ayer a última hora, antes de la presentación del libro 'Colombia Feroz', de José Manuel Martín Medem.

Podemos debatirá la integración en su próxima Asamblea pero no tiene prisa

Más hielo y distancia a la fusión empleó Pablo Echenique, secretario de Organización del la formación morada, ya que retrasó un poco el reloj y las prisas mostradas por Garzón.

Como mínimo hasta la Asamblea Ciudadana Estatal, conocida como Vistalegre II, que se celebrará en los primeros meses del próximo año, pero quiso dejar claro que de momento "nadie" en Podemos puso sobre la mesa una propuesta concreta sobre una fusión con IU. Y que, en todo caso es un proceso que "no se hace en cuatro meses".

El dirigente de Podemos sí confirmó que la coalición con IU tendrá que ser uno de los principales debates que abordarán en la Asamblea. "Es un debate de los que está más claro que se tiene que tener en abierto, entre todos y todas, y en una Asamblea Ciudadana Estatal. Es uno de los debates más importantes y que tendría menos sentido que se tuviera en los órganos del partido. Eso es lo que acaba generando sinergias políticas mucho más que ir juntos a las elecciones. Es el trabajo diario el que acaba haciendo que aprendamos a trabajar juntos", argumentó Echenique en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid.

El secretario de Organización puso pausa y mesura a las pretensiones de Garzón. "Acelerar procesos de construcción de espacios políticos acaba con espacios políticos mal construidos. Ahora no tenemos la prisa que teníamos en la primera parte de esa carrera electoral, en la que tuvimos que hacer confluencias en tiempos que no habíamos elegido nosotros", sentenció. "Creemos que es mejor ir más despacio".

Y es que en IU no todos piensan en "superar" su partido. Los críticos agrupados en el colectivo IU , con más fuerza, ya rechazaron las intenciones de su coordinador general en Andalucía, Antonio Maíllo, de "acelerar" la confluencia con Podemos de Andalucía para que vaya más allá de una "unión electoral".

"Hemos defendido y seguimos defendiendo que IU no está agotada como proyecto político, y que, por el contrario, es necesario fortalecerla. Por tanto, no nos resignamos a que, con eufemismos y nuevos lenguajes, se avance en la disolución de IU o en su absorción o supeditación a cualquier otra fuerza política", sentencian.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.