Muere el etarra Kepa del Hoyo en la cárcel de Badajoz

kepa-del-hoyo

El preso de ETA Kepa del Hoyo ha muerto este lunes en la cárcel de Badajoz como consecuencia de un ataque al corazón. El recluso de Galdakao, cuya muerte ha confirmado Etxerat, fue detenido en el 98 y en el 2002.

Lo publica El Correo.

Del Hoyo llevaba cerca de veinte años preso y había participado en varios atentados. Antes de cumplir condena en Badajoz había pasado por los centros penitenciarios de Valdemoro y Alcalá. Se enfrentaba a una pena de 30 años.

El etarra fallecido en Badajoz fue condenado a 25 años por dar información para el asesinato del policía Daniel Villar. Casado y con dos hijos, el agente fue la primera víctima mortal de ETA tras el atentado de Miguel Ángel Blanco. En septiembre del 97, la banda terrorista le colocó una bomba-lapa en los bajos de su coche, que estaba estacionado en Basauri. Tras la deflagración producida como consecuencia de la explosión, varios vecinos consiguieron sacarlo del vehículo con vida. El funcionario, nacido en Madrid y de 39 años, murió minutos después en el hospital.

El recluso, de 46 años y natural de la localidad pacense de Almendralejo, también había participado en el asesinato del policía Modesto Rico en ese mismo año. Además, según fuentes de EFE, fue detenido en el 98 por facilitar información junto con otros diez etarras al comando Vizcaya, responsable del asesinato de tres policías nacionales y la elaboración de informes sobre el que fuera presidente del PNV Xabier Arzallus y los populares Carlos Iturgaiz y Leopoldo Barrera.

Etxerat ha anunciado que comparecerá este martes para hacer una valoración sobre el fallecimiento del recluso. El último preso de ETA que falleció en la cárcel era Arkaitz Bellón, como consecuencia de un edema pulmonar. Llevaba trece años en prisión.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.