España | País Vasco

La Tigresa, histórica terrorista de ETA, en libertad: 'Me arrepiento de todo'

la-tigresa

La histórica terrorista de ETA Idoia López Riaño alias La Tigresa saldrá de forma definitiva de prisión el próximo 13 de junio tras cumplir la totalidad de sus condenas, han confirmado fuentes jurídicas. Ya el pasado año disfrutó de permisos tras valorarse por el juez de Vigilancia Penitenciaria su arrepentimiento, que expresó en varios escritos.

López Riaño integró uno de los comandos más sangrientos de la historia de ETA, el comando Madrid de mediados de los ochenta, en el que figuraban otros conocidos terroristas como De Juana Chaos, Soares Gamboa, Antton Troitiño o Inés del Río.

Perpetraron algunos de los atentados más cruentos de la organización como el de la calle de Juan Bravo o el de la Plaza de la República Dominicana, que acabaron con la vida de cinco y doce guardias civiles, respectivamente. Además, en la cuenta particular de Idoia López Riaño también hay un empresario, un marinero, tres militares (entre ellos Ricardo Sáenz de Ynestrillas) y un policía.

También fue condenada por integrar posteriormente el denominado comando Ekaitz entre el año 1991 y 1992. A ese grupo, en el que también estaba Urrusolo Sistiaga, se le atribuyen acciones terroristas en Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Alicante, Valencia y Murcia.

"Las muertes me duelen en el alma"

"Las muertes de este comando me duelen en lo más profundo del alma y aun más por no haber podido hacer nada por evitarlas. Yo tan solo tenía 20 años y aun así me jugué la vida en ese intento. Me costó siete años de mi vida en Argelia y que se me condenara a una pena terrible", confesó López Riaño en un texto remitido al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, que justificó en este arrepentimiento sus permisos.

"Es absolutamente falso que no asuma mi conducta, no sólo mientras formé parte de ETA, sino igualmente cuando me enfrenté a esa terrible realidad, negándome a seguir por ese camino", decía en otro de sus escritos.

En 2015 el juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, le denegó este mismo permiso de salida. Primero alegando que La Tigresa -acogida desde hace años en la denominada Vía Nanclares - tan sólo reconocía dos de los 23 asesinatos por los que cumple condena. Y en 2016, para asegurarse de que no coincidiera con las víctimas. Además, la etarra justificaba su actos diciendo que sus víctimas eran un traficante de drogas y el otro, un miembro de los GAL.

El Estado le paga el carnet de conducir a 'La Tigresa', una de las terroristas más peligrosas de ETA

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.