Euskadi exige a España 'ser como Gibraltar'

pnv-gibraltar

El PNV ha ratificado que, tras el desarme de ETA, se abre una nueva etapa en el camino hacia la soberanía, y ha reivindicado una "Euskadi como nación en pie de igualdad con el Estado".

"La bilateralidad entre Euskadi y el Estado es posible", ha señalado el presidente del PNV, Andoni Ortuzar durante la celebración del Aberri Eguna, el Día de la Patria Vasca. "¿Por qué si se ofrece desde Madrid la cosoberanía a Gibraltar no vamos a poder tenerla los vascos?", ha dicho. "Eso es lo que queremos y lo que demandamos: Una capacidad de autogobierno máxima para que las cosas de aquí se decidan aquí. Para que seamos los vascos los que decidamos nuestro futuro".

Para llegar a este proceso de bilateralidad con el Estado el PNV ha tendido la mano a la izquierda abertzale y a ELA para construir la nación vasca desde "la colaboración y no desde la confrontación". Sin embargo, tanto Andoni Ortuzar, como el lehendakari Iñigo Urkullu, han aprovechado sus intervenciones para sacar pecho por los éxitos conseguidos por su formación para Euskadi en los últimos años y poner en valor "el modelo PNV" y su estrategia de "responsabilidad" en contraposición con el "fracaso de quienes pensaron que Euskadi se construía a tiros".

Con el desarme del pasado 8 de abril como punto de inflexión y con dos estrategias diferenciadas entre los nacionalistas en el camino hacia el soberanismo -la del PNV, más pragmático y partidario del pacto y la de la izquierda abertzale, partidaria de la unilateralidad y de otorgar mayor velocidad al proceso- los líderes del PNV han centrado la mayor parte de sus discursos en contraponer ambos modelos.

"Nunca Euskadi ha sido más nación que hoy" ha señalado Andoni Ortuzar en el acto celebrado en una aborrotada Plaza Nueva de Bilbao resumiendo el trabajo realizado por la formación después de décadas al frente del Gobierno vasco, a excepción de la legislatura que gobernó el socialista Patxi López.

Ha destacado la labor de 'zubilana', de "puente" que ha ejercido la formación nacionalista en todo este tiempo y también el desarme de ETA y ha ironizado sobre los que critican "el don de la ubicuidad del PNV" que les permite hacerse una foto con Otegi y Txiki Muñoz para defender el desarme -la que el PP llamó la foto de la vergüenza- y a la vez estar en un acto con los empresarios. "Y así seguiremos, estando donde haya que estar, bajando a los infiernos o tocando puertas en el cielo, siempre a favor de Euskadi", ha dicho Ortuzar.

"No pueden decir lo mismo los que la semana pasada entregaron las armas", ha lamentado, para señalar que sólo han conseguido "un fracaso estrepitoso". "El fracaso de quienes pensaron que Euskadi se conseguía a tiros". "El sábado entregaron por fin las armas. Ojalá pronto entreguen lo que más queremos, lo más importante, su desaparición total".

Tras afirmar que casi cerrada la negra página de ETA "es hora de tender más puentes entre abertzales" ha recordado que "unos hemos hecho construcción nacional y otros destrucción". Por ello, ha instado a la izquierda abertzale a asentar "sus dos pies exclusivamente en el lado bueno, en el lado de la democracia y en el de las mismas reglas del juego para todos".

Urkullu: "No valen atajos"

De igual forma, el lehendakari ha señalado que "el 8 de abril ha puesto la certificación de valor de nuestra estrategia. No valen atajos ni las revoluciones de la noche a la mañana. No vale la épica que olvida que lo más preciado es la vida de la persona", "no vale el todo o nada", ha señalado en referencia a la izquierda abertzale.

Por eso, ha remarcado la "validez" de la estrategia del PNV y ha abogado por "seguir siendo constantes porque tenemos la seguridad de que vamos en la dirección correcta y algún día alcanzaremos la meta".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.