El PNV exige 1.600 millones de euros al Estado para apoyar al Gobierno

pnv-rajoy

El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha recordado al PP que un eventual apoyo del PNV le exigirá variar de "actitud" y "muchos cambios", si es que "quiere llegar a acuerdos de verdad".

Azpiazu, quien ha sido entrevistado en la emisora Onda Vasca, ha recordado que cinco votos, que son los que tiene el PNV en el Congreso, "a veces pueden ser importantes", como puede suceder en la votación de los Presupuestos Generales del Estado si el PSOE no apoya al presidente, Mariano Rajoy. "Desde luego –ha agregado–, si quiere ese tipo de votos, lo que va a tener que hacer es cambiar completamente la actitud, porque no cabe estar recurriendo e invadiendo competencias continuamente y ahora pedir sin más el apoyo".

En su opinión, "hace falta un cambio muy importante, un giro de 180 grados" que "veremos si se produce". "Ése es el supuesto deshielo –en las relaciones del Gobierno con el PNVque yo creo que va muy poco a poco, pero parece que algo hay", ha insistido.

El cupo vasco, la clave de la negociación

Azpiazu ha señalado que se trata de "pasos que hay que ir dando", para luego ver "si eso se va concretando" en asuntos como "los accesos soterrados del Tren de Alta Velocidad (TAV) a las capitales vascas" o la "voluntad" de avanzar "efectivamente en acuerdos del cupo". "Es lo que hay que ir viendo", ha señalado. El Gobierno vasco mantiene desde hace años una disputa con el Ejecutivo central sobre el cupo vasco y la necesidad de actualizarlo.

El consejero de Economía y Hacienda ha insistido en que "hay diez años de cupo para liquidar", con "condicionantes técnicos y no sólo técnicos" para "liquidar como es debido esta cuestión", y también ha habido "conflictos en materia de la propia gestión del Concierto".

"Son cosas de calado que requieren tiempo", ha insistido Azpiazu, que ha explicado que las administraciones vascas "ya mandamos los representantes" y se encuentran a la espera de que el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro designe su grupo de trabajo para establecer "un calendario y un método de trabajo para empezar a avanzar de verdad en estas cuestiones y ver cuál es la posibilidad real de avance".

Hasta 1.600 millones

Según ha indicado, su gobierno tiene "una posición clara" y "firme desde el punto de vista técnico" de cara a esa negociación, pero "vamos a dejar abierto en principio a que ellos planteen también sus posiciones en relación a las discrepancias" en relación a la liquidación del Cupo de los últimos años y, "a partir de ahí, ver si somos capaces de llegar a algún tipo de acuerdo".

Por su parte, ha considerado que no se trata del "todo o nada por ninguna de las dos partes", sino que "ahí está el margen de la negociación". Por ese motivo, no le gustaría "hablar" de una cifra porque "seguramente algo de razón habrá en las dos partes" y le gustaría "avanzar en un acuerdo". No obstante, ha señalado que, si la administración vasca tuviera "la razón en todo", podría rondar los 1.600 millones.

El objetivo, ha manifestado el consejero, es "conseguir el acuerdo más ventajoso" en relación a la liquidación del Cupo y, además, establecer una nueva ley que "fije las bases de las aportaciones al Estado para los próximos cinco años", de manera que "la cifra que se establezca como Cupo del año base, y que luego se actualice, sea una cifra que nos permita tener una holgura financiera".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.