El juez saca a la etarra Sara Majarenas de prisión para que siga viviendo con su hija

sara-majarenas-eta

La Audiencia Nacional ha autorizado este jueves la salida de prisión de la etarra Sara Majarenas para que viva con su hija en la fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos, que presta apoyo a presos necesitados cuando disfrutan de permisos y semilibertad, según ha ordenado el juez de Vigilancia Penitenciaria José Luis Castro.

El magistrado ha acordado que la terrorista del 'comando Levante' de ETA disfrute de un segundo grado ya que, al recibir el acogimiento, recibirá "el apoyo y afecto que necesitan madre e hija para solventar las dificultades que derivarían de una separación" que da prioridad a la protección de la menor, que cumple hoy tres años.

Majarenas fue condenada a 13 años y diez meses de prisión por ser miembro del 'comando Levante' de ETA tras ser detenida en 2005.

El padre de la niña, de nacionalidad etíope, se personó en el retén de la Policía Local de Benifaió, en Valencia, donde confesó que había matado a su hija, si bien luego se comprobó que sufría heridas graves. En la vivienda encontraron a la niña, de tres años, con heridas de arma blanca en el tórax, que le había producido una perforación de pulmón; en la espalda y en la mano izquierda.

La niña está hasta ahora en la prisión de Picassent con la madre de lunes a viernes, en un régimen especial que permite que las presas tengan a sus hijos con ellas y algunos fines de semana se iba al domicilio con el padre, que se halla en prisión provisional por estos hechos.

Ahora, madre e hija tendrán el placer de seguir juntas, un privilegio del que, desgraciadamente, no podrán disfrutar nunca más las víctimas de la banda terrorista ETA

La etarra Sara Majarenas exige que le dejen quedarse a su hija en la cárcel

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.