El juez da un 'permiso extraordinario' al etarra Txapote porque su padre 'está malito'

txapote

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha concedido un primer permiso penitenciario "extraordinario" al que fuera jefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, ante la "dificultad de movilidad" de su padre por su avanzada edad.

La decisión judicial se produce tras la negativa a este permiso por parte del Ministerio del Interior ante la petición de uno de los mayores asesinos de ETA. La junta de tratamiento de la cárcel ya se posicionó en contra de la excarcelación de este terrorista, uno de los más sanguinarios en la historia de ETA. E

n contra de lo que inicialmente había señalado este periódico, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha decido no no recurrir la decisión del juez de vigilancia penitenciaria al entender que concurren las circunstancias para que este preso pueda salir durante unas horas para visitar a su padre.

La Fiscalía requirió previamente un informe al Instituto de Medicina Legal para conocer el estado de salud del padre de Txapote, para certificar que, efectivamente, sus condiciones físicas le hacían ya inviable poder desplazarse al centro para visitar a su hijo. Estas fuentes recuerdan que el preso tiene derecho a las visitas, y si éstas no pueden ir a la cárcel debido a causas extraordinarias, la legislación penitenciaria dispone de herramientas como éstas para que se puedan producir.

El informe del Instituto de Medicina Legal acredita que el padre de García Gaztelu ha sufrido varios ictus y padece degeneración neuronal. Desde la Fiscalía se insiste en que este permiso no es excepcional.

Para el Ministerio Público, es clave también que el interno salga escoltado de la cárcel recuerdan que el permiso contempla una visita de apenas unas horas. "Saldrá, llegará escoltado, estará unas horas con su padre y volverá escoltado", aclaran desde la Fiscalía.

Txapote fue detenido en Francia en 2001 y ha sido condenado, entre otros, por los asesinatos de Miguel Ángel Blanco; Fernando Buesa y su escolta, Jorge Diez Elorza; Fernando Mújica; Gregorio Ordóñez; José Luis López de Lacalle; y dos guardias civiles asesinados en Sallent de Gállego (Huesca).

En total, el que fuera jefe militar de ETA entre 1996 y 2001 y miembro del comando Donosti, nacido en Galdácano (Vizcaya) en 1966, acumula penas que superan los 450 años de prisión.

El juez de vigilancia penitenciaria aclara en el auto que esta salida de prisión sería por el tiempo imprescindible y bajo control policial.

El juez, en un auto al que ha tenido acceso Efe, permite -en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Huelva en la que cumple condena- que salga durante "el tiempo imprescindible" para visitar a su padre, bajo custodia policial y con las medidas de prevención necesarias.

El mismo juez había rechazado este permiso en un auto dictado el 3 de enero, pero ahora estima el recurso de reforma presentado por Txapote y le permite la visita a su padre.

Lo hace tras recibir un informe del Instituto de Medicina Legal en el que acredita "la dificultad de movilidad del progenitor" por su "avanzada edad".A

plica para ello el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, que establece que en caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos se concederán, "con las medidas de seguridad adecuadas", permisos de salida extraordinarios "salvo que concurran circunstancias extraordinarias que lo impidan".

Cuando se trate de internos clasificados en primer grado, como es el caso de García Gaztelu, se requiere la autorización expresa del juez de Vigilancia Penitenciaria.

El Gobierno se prepara para anunciar el acercamiento de presos de ETA

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.