España | País Vasco

El Gobierno admite que ya valora 'un estallido violento' en Cataluña

 mossos-cup

"A todo Gobierno le preocupa la violencia". El ministro portavoz, Ínigo Ménez de Vigo, ha reconocido con estas palabras que el Ejecutivo de Mariano Rajoy teme que el próximo 1 de octubre se produzcan episodios violentos en Cataluña con motivo de la convocatoria del referéndum independentista.

No obstante, el Gobierno espera que la sangre no llegue al río y, por eso, ha hecho un llamamiento a la sociedad catalana para que recurra a la "convivencia" y a la "concordia", que "siempre ha mostrado el pueblo catalán, cuya prudencia es conocida" ha añadido el ministro. Si ese llamamiento a la concordia no funciona, el Ejecutivo"actuará con los instrumentos de la democracia", pues "cualquier violencia es una restricción a la libertad de las personas", ha agregado Méndez de Vigo.

Entre esos "instrumentos de la democracia" se encuentra la posibilidad de aplicar el famoso artículo 155 de la Constitución, que establece que "si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general."

 Informe @MediterraneoDGT
Más allá del 155: las medidas del Gobierno para frenar la independencia de Cataluña https://t.co/nvWioIalWT pic.twitter.com/pRD49bJQrq

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 7 de septiembre de 2017

En la práctica, el artículo 155 serviría para anular en todo o en parte la autonomía de Cataluña. Por primera vez de forma abierta, un miembro del Gobierno ha reconocido que poner en marcha esa disposición legal es una de las opciones que baraja el Ejecutivo.

Planes secretos

Aunque ya ayer en su intervención tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario, el presidente Rajoy señaló que no renuncia "a nada" en el conflicto con Cataluña. Ese "nada" incluye la aplicación del controvertido 155, tal y como ha explicitado este mediodía Méndez de Vigo tras la reunión del Consejo de Ministros ordinario de todos los viernes.

Así, el Gobierno ha realizado un primer esbozo de cuáles son sus planes de cara al referéndum que pretende celebrar el Govern de Carles Puigdemont. Pese a ese avance, Rajoy mantiene en secreto sus planes con el argumento de que si los desvelase daría pistas a los independentistas catalanes.

El Tribunal Constitucional SUSPENDE el Referéndum de Cataluña https://t.co/De0qymmdPn pic.twitter.com/XzjEPPTbpa

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 7 de septiembre de 2017

La vía judicial es la principal opción de Rajoy. Además del Constitucional, ha entrado en este juego la Fiscalía, que ya ha presentado querellas contra Puigdemont, los consellers del Govern y los miembros de la Mesa del Parlament por los presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos en los que podrían haber incurrido al aprobar la ley del referéndum y oficializar después la convocatoria de la consulta.

Y otra de las armas del Gobierno pasa por advertir a los implicados en el proceso y en la celebración del referéndum de que sus actos pueden ser ilegales. Por eso, se ha apercibido al Govern, a varios altos cargos de la Generalitat y a los alcaldes catalanes de que las urnas no pueden salir a la calle ni pueden abrirse los locales municipales el próximo 1 de octubre. Pese a esa advertencia, 560 alcaldes ya han anunciado que colaborarán con la organización de la consulta.

#URGENTE ¡Puigdemont amenaza!: 'España no es una democracia y vamos a llenar las calles' https://t.co/471cuYwuhh pic.twitter.com/pDdYXFon3J

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 7 de septiembre de 2017

Voluntarios Mossos

También se han inscrito en 48 horas más de 16.000 voluntarios. Méndez de Vigo ha explicado que no se les avisará de las consecuencia de participar en el 1-O de forma individualizada, pues "todos los ciudadanos saben por los medios de comunicación que ese referéndum es ilegal".

La última baza del Gobierno central pasa por tener a los Mossos d'Esquadra de su lado. El ministro portavoz lo hadado por hecho y se ha mostrado convencido de que la Policía catalana no se pondrá del lado del independentismo, porque "es la Policía de todos los catalanes, no solo de los secesionistas, y cumplirá con sus obligaciones para que se preservar la ley".

La Fiscalía ordena a los Mossos d'Esquadra que detengan el referéndum del 1O https://t.co/T6JgkGR2OF pic.twitter.com/8DUkgHWheB

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 8 de septiembre de 2017

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.