¡Alerta! Ya están aquí: detectan en Vizcaya 20.000 huevos contaminados con friponil

huevos

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha inmovilizado una partida de 20.000 unidades de huevo líquido contaminado con el insecticida fipronil en una empresa de Vizcaya.

Según ha informado el Departamento en un comunicado, durante la tarde de este viernes recibió una notificación de la presencia de una partida de 20 toneladas de huevo líquido pasteurizado contaminada con fipronil procedente de Francia, que había sido enviada a una empresa de Vizcaya para elaborar productos que entrarían en las cadenas de distribución alimentaria.

La partida había sido enviada a una empresa vizcaína para elaborar productos que entrarían en las cadenas de distribución alimentaria.

Los servicios de inspección del Departamento de Salud procedieron a la inmovilización de la partida contaminada, evitando que entrara en ningún proceso de fabricación de productos y eliminando así cualquier tipo de riesgo para la salud pública.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha subrayado hoy que "España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos contaminados" con fipronil tras la inmovilización de una partida en el País Vasco.

El Departamento de Salud, que procederá en los próximos días a la destrucción de esta partida de huevos contaminada, mantiene activados todos los dispositivos de vigilancia para esta alerta.

El pasado miércoles, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, aseguró que hasta ese momento no se habían distribuido en España huevos contaminados por el insecticida friponil, como ya se han encontrado en varios países europeos, como Austria, Bélgica, Suiza, Alemania, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Irlanda, Italia, Holanda, Polonia, Rumanía y Suecia.

¿Qué es el fipronil?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el fipronil "moderadamente tóxico" para los humanos, y representa un peligro para los riñones, el hígado y la tiroides si se absorbe en grandes cantidades.

Las débiles concentraciones registradas en los huevos contaminados conllevan un muy ligero riesgo de intoxicación. Según la Agencia de Seguridad Alimentaria Francesa, "la cantidad máxima de huevos [contaminados] que puede ser consumida varía de uno [para un niño de uno a tres años] a 10 por día" por un adulto "sin exponerse a riesgo alguno". La contaminación en las gallinas perdura entre seis y ocho semanas.

El uso de fipronil está prohibido en animales destinados a la cadena alimentaria en la UE, pero sigue siendo habitual en muchos productos antiparasitarios para mascotas o en artículos de uso doméstico, como los antitermitas o los antihormigas.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.