Pablo Iglesias se va con un sueldo de 5.316 euros al mes

¡Síguenos en Telegram!

Pablo Iglesias ha anunciado en la noche del 4M su retirada de la política tras el batacazo electoral sufrido por la izquierda en las elecciones autonómicas de Madrid y el quinto puesto al que su partido, Unidas Podemos, se ha visto abocado, a más de 1.300.000 votos de distancia de la ganadora, Isabel Díaz Ayuso. Pero no se irá de vacío a su casoplón de Galapagar.

La dimisión de Iglesias en la misma noche electoral, antes de tomar el escaño que le correspondería en la Asamblea de Madrid, tiene un gran premio de consolación: podrá seguir cobrando la cuantiosa indemnización de 5.316 euros al mes que reclamó por haber sido vicepresidente. Como buen comunista, no da puntada sin hilo. La pela es la pela.

El ya ex líder de Podemos solicitó formalmente la indemnización a la que tenía derecho por su cargo en el Gobierno socialcomunista hace ahora justo un mes. Se trata de un pago de una cuantía de 5.316 euros -el 80% del sueldo- durante 15 meses, uno más de los 14 en los que estuvo formando parte del Ejecutivo como vicepresidente social de Pedro Sánchez.

Pero se trataba de un pago con un importante asterisco: éste finalizaría en cuanto Iglesias volviera a cobrar otra retribución «con cargo a los Presupuestos de las Administraciones Públicas». Es decir, cuando entrase en la Asamblea de Madrid, lo que habría hecho de cumplir con el mandato emanado de las urnas y tomar su escaño como número uno de la lista de Unidas Podemos. Algo a lo que, además, se había comprometido cuando aseguró que su intención era pasar dos años en el Parlamento regional independientemente de cuál fuera el resultado electoral. 

Pero esta renuncia justo antes de tomar posesión del cargo le asegura el derecho a seguir cobrando esta prestación. Una indemnización, por otro lado, que choca con el Código Ético establecido en Podemos, que la prohíbe expresamente. El documento vigente en la formación morada explicita la obligación de los cargos a «no percibir ninguna remuneración ni cesantías de ningún tipo una vez finalizada su designación en el cargo».

Pero ni esa obligación interna del partido que él fundó ni la llamada a formar parte de la Asamblea de Madrid surtirán efecto alguno. Iglesias se retira de la política activa, pero de esta forma logra mantener su indemnización pública de 5.316 euros al mes.

Cierra la puerta al salir: Pablo Iglesias anuncia que deja la política


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.