España | Navarra

#SanFermín Una mujer, condenada a pagar 15.651 euros por una denuncia sexual falsa

denuncia-falsa

¿Cuánto puede costar presentar una falsa denuncia por un delito sexual en San Fermín? Según publica El Confidencial, el Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ya ha puesto precio a este engaño: 15.651 euros. En concreto, 6.000 euros de multa por un delito de denuncia falsa y 9.651 euros a pagar en concepto de indemnización al afectado por los perjuicios sufridos.

La condena ha sido fijada por este tribunal al quedar acreditado que la acusada, de 44 años, fundamentó su denuncia de supuestos tocamientos sexuales en un relato "completamente inventado". El juez califica de "grave" la conducta de la mujer ya que "sostuvo en el tiempo la falsedad" de la denuncia, "tanto en el lugar de los hechos ante los agentes como en la denuncia en las dependencias policiales, como después en el Juzgado".

Además, el magistrado le reprocha que actuara "prevaliéndose de la preocupación social que en esos momentos, y en las fiestas de San Fermín, se había desarrollado en torno a los delitos sexuales cometidos contra mujeres" a raíz de la supuesta violación múltiple sufrida días antes por una joven en el marco de las fiestas.

Una feminazi mata de 59 puñaladas a su suegro, con el que mantenía una relación https://t.co/aJQWsi4x0S #Toledo #DenunciasFalsas pic.twitter.com/PvaB8rUhGN

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 16 de junio de 2017

El fallo judicial refleja que E.I.B. acudió a las 00.15 horas del 10 de julio de 2016 a las dependencias de la Policía Municipal para denunciar que una hora antes un joven le había "frotado de forma libidinosa el culo, llegando a tocarle la zona genital" en un céntrico bar de Pamplona situado en la plaza del Castillo. La denuncia fue interpuesta tras producirse una pelea en el local entre la pareja y amigos de la denunciante y los amigos del denunciado, un ciudadano francés de iniciales G.G., por "un motivo no especificado", si bien el tribunal establece que el origen fue "en todo caso ajeno a los presuntos tocamientos".

Las grabaciones de las cámaras de seguridad del bar evidenciaron con "contundencia" que el denunciado "no había realizado tocamiento alguno", sino que estos habían sido realizados "minutos antes" por la "propia pareja" de ésta, que "era consciente" de este extremo cuando interpuso la denuncia, "dado que un amigo suyo se lo había indicado en el mismo momento de los hechos".

La causa fue sobreseída el 11 de julio, si bien el joven francés permaneció dos días detenido en los calabozos de la Policía Municipal acusado de una supuesta agresión sexual. A consecuencia de su arresto, el afectado permaneció de baja médica durante los nueve días siguientes a su puesta en libertad (del 12 al 20 de julio) y sufrió una merma en su nómina laboral del mes de julio de 651,50 euros por las horas de ausencia en el trabajo. Asimismo, la detención y los motivos fueron publicados por la prensa local francesa de su lugar de residencia, la ciudad de Pau.

#Feminismo Detenida por DENUNCIA FALSA la mujer del pegamento en la vagina https://t.co/GXcilfPl7H #DenunciasFalsas #Feminazis pic.twitter.com/zDRyMsmU8s

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 26 de octubre de 2016

La sentencia determina que la pelea, y en la que el cuñado de la denunciante acabó "al parecer lesionado", no tuvo "ninguna relación" con un supuesto delito de agresión sexual. Pese a ello, la mujer acudió a la Policía Municipal para interponer una denuncia por tocamientos de "forma libidinosa" en el culo, llegando incluso a frotar la zona genital, "con plena conciencia de lo que decía era absolutamente falso". Así, expuso a los agentes "una historia por completo inventada" a pesar de las advertencias de estos de "las consecuencias de mentir en su testimonio".

El juez resalta que, pese a que la falsedad de la denuncia es "patente, consciente, clara e incontrovertible", la mujer decidió "sostener en el tiempo" este relato inventado al ratificarse en su posterior comparecencia ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, donde identificó "de nuevo" a G.G. como el autor de la agresión sexual. Y lo hizo, según constata la sentencia, con la intención de "favorecer la situación de sus acompañantes tras la pelea", en especial su cuñado, que "sigue un procedimiento penal" por la agresión sufrida.

La declaración de la mujer, según recalca el fallo, "no coincide en absoluto con las imágenes" de lo sucedido, "ni en el desarrollo cronológico, ni en la autoría del tocamiento, ni en la presencia" del denunciado en las cercanías de la afectada en el momento de los hechos, "ni siquiera en los minutos anteriores o siguientes, ni en el presunto acoso al que la denunciante afirmó estaba siendo sometida". Por ello, el magistrado resalta que el procedimiento penal incoado se archivó "afortunadamente" gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad, que demuestran "hasta qué punto la acusada faltó a la verdad en su denuncia".

Un informe confidencial revela que, el 80% de las denuncias por violencia de género, son falsas https://t.co/t8hDCzRTz3 #Feminismo pic.twitter.com/ArzSqiuxB4

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 7 de mayo de 2017

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.