España | Navarra

Polémica en el chupinazo 2017: la ikurriña ondea en el Ayuntamiento de Pamplona

ikurrina-san-fermin

San Fermín 2017 ha empezado ya y con polémica en el tradicional chupinazo. El cohete fue lanzado de forma puntual a las 12.00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, pero el problema estuvo en las banderas que estaban detrás. Allí ondeaba una ikurriña junto al resto de banderas oficiales, una decisión que el alcalde ha repetido por tercera vez desobedeciendo al Tribunal de Justicia de Navarra.

"Pamplonesas, pamploneses, iruindarrak, ¡viva San Fermín, gora San Fermín!". Eso ha sido lo que ha pronunciado Paula Remírez, acompañada de la vicepresidenta de la DYA María Calado, antes de prender la mecha del chupinazo 2017. El cohete se ha lanzado desde el balcón donde estaba la bandera de la discordia junto a la de Pamplona, Navarra, España y la Unión Europea.

La decisión de colocar una ikurriña traerá consecuencias. La Delegación del Gobierno de Navarra ha interpuesto ya un recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento de Pamplona. "Supone un acto contrario a la legalidad vigente", remarca la Delegación en un comunicado.

Un Ayuntamiento de Navarra sanciona a la Guardia Civil por 'provocar' con su uniforme https://t.co/rm2LyYeqdX #ETA #Bildu pic.twitter.com/z9xFnprxn5

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 26 de junio de 2017

El consistorio, por su parte, dice que antes de colocar la ikurriña se apoyaron en un informe elaborado por los servicios jurídicos municipales que respaldaban la decisión: "las normas no obligan ni impiden al Ayuntamiento a colocar la europea o la ikurriña".

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, considera que colocar la ikurriña para el chupinazo sirve para "representar todas las sensibilidades políticas de Pamplona y es una magnífica noticia". Asiron ha afirmado que la ikurriña "tiene que ver con mucha gente de aquí, conmigo en primera persona, y con toda la gente que la ha defendido durante tantos años". "La ikurriña siempre ha estado en la plaza Consistorial, unas veces en la calle perseguida a porrazos y otras como hoy en el mástil del Ayuntamie{nto".

Líos administrativos a parte, la seguridad en la plaza ha vuelto a ser una de las grandes preocupaciones de las autoridades navarras. Con motivo del nivel de alerta 4, todos los asistentes al chupinazo 2017 han tenido que pasar un excepcional control de seguridad para que todo ocurriera con normalidad.

Tras el estallido en el cielo del cohete, se ha desbordado de alegría el centro de Pamplona, en una jornada calurosa, que ha sacado a las calles a miles de ciudadanos. Se volvió a repetir la estampa de los pañuelos en todos de blanco con los pañuelos rojos en alto mientras gritaban "vivas" y "goras".

Este jueves empiezan nueve días de fiesta ininterrumpida con cerca de 425 actos donde el protagonismo absoluto será para las encierros matutinos de San Fermín. Las ganaderías que participarán este año son las de Cebada Gago, José Escolar Gil, Puerto de San Lorenzo, Fuente Ymbro, Jandilla, Victoriano del Río y Miura, que pondrán fin a los encierros el día 14.

Además del chupinazo, este jueves por la tarde se celebrarán a las 20 horas la Marcha a Vísperas de San Fermín, el primer acto religioso de las fiestas. Tendrá lugar en la Capilla de San Fermín de la Iglesia de San Lorenzo y participarán la capilla de Música de la Catedral y la Orquesta Sinfónica de Navarra.

¡Viva #Navarra! Pamplona sale a la calle para defender los símbolos de Navarra frente al nacionalismo vasco https://t.co/S0Y6eaIFpD pic.twitter.com/tfKKbkeLkt

— MEDITERRÁNEO DIGITAL (@MediterraneoDGT) 3 de junio de 2017

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.