España | Navarra

La izquierda abertzale se organiza para llevar la 'kale borroka' a Cataluña

kale-borroka 

La calma tensa que se vive en Cataluña puede estallar en mil pedazos por la actuación, desde el 1 de octubre, de grupos radicales organizados que querrían aprovecharse de la frustración de un sector de la población por la imposibilidad de votar en el referéndum secesionista, que fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. En Navarra han comenzado a aparecer carteles del grupo Zabaldi en los que se anima a los jóvenes, en catalán y en euskera, a viajar en autobús a Barcelona el próximo sábado. Asimismo, unas Brigadas Solidarias con Cataluña, con el amparo de Herritar Batasuna, organizan otra excursión desde Bilbao, previo pago de 40 euros.

Zabaldi es una asociación de Pamplona que engloba varias ONG de ayuda al pueblo saharaui, feminista, antirracista y de la órbita abertzale. Por su parte, Herritar Batasuna, en su página web, hace la convocatoria y lanzan proclamas en las que se hacen llamamietos para acabar con «la monarkia neofranquista (sic)», y la «movilización popular hasta la victoria».

Fuentes policiales consultadas por ABC ven este movimiento con «preocupación», aunque por ahora no hay una estimación de cuál puede ser la capacidad de convocatoria del grupo radical. Desde hace tiempo las Fuerzas de Seguridad trabajan con el escenario de que grupos antisistema pueden aprovechar la ocasión para protagonizar incidentes, ya que saben que van a tener una cobertura mediática importante dada la situación política que se vive en Cataluña y la deriva radical de la Generalitat

En cualquier caso, los servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil están muy atentos a estos movimientos, aunque por el momento consideran que es prematuro anticipar cualquier pronóstico. Es evidente que la izquierda proetarra vasca considera que el proceso de Cataluña es una magnifica oportunidad para hacerse notar, y también son claras las relaciones entre los jóvenes radicales.

Lema de la CUP

En los carteles que han aparecido en el casco viejo de Pamplona se asegura que Cataluña y el País Vasco están «juntos en el mismo camino» y se utiliza una expresión en catalán –«Ara comença el Mambo» (Ahora comienza el Mambo)– que fue lanzada por la CUP en uno de sus vídeos en los que pide votar el 1-O. Además, da un número de teléfono para que sus seguidores se apunten al viaje, que empezaría a las seis de la mañana del sábado y finalizaría a las siete de la tarde del domingo, cuando comenzaría el viaje de regreso. En el caso de los que salgan de Bilbao la vuelta sería más tarde, a la una de la madrugada.

Las fuentes policiales sostienen que hasta el 1 de octubre no es probable que se produzcan acciones violentas, porque los radicales consideran que podrían ser un factor de desmovilización de amplios sectores secesionistas que no aprobarían algaradas en las calles. Pero una vez que se constate que el referéndum ha fracasado –y eso estará claro desde primeras horas de la mañana del domingo– será el momento de los radicales más duros, que actuarán con el paraguas de la decepción entre el nacionalismo.

A partir de entonces, será clave el papel de Arran, el movimiento juvenil de la izquierda independentista catalana que ya ha afirmado que habrá una respuesta adecuada a lo que ellos consideran «acciones represivas del Estado». Los Mossos se enfrentarán a la prueba de impedir estos movimientos.

Este colectivo radical y alineado con el comunismo libertario cuenta, según las fuentes policiales consultadas, con «estructura, organización y determinación» suficiente para dar una «respuesta violenta» en ese nuevo escenario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.